Edición Familia Finanzas Noticias

¿Has considerado invertir en propiedades para rentar?… Descubre las ventajas y desventajas!

Quizá tengas tus finanzas en orden, ya hayas pagado tu deuda o al menos es manejable, tengas un fondo para emergencias y ahora buscas una forma para hacer crecer tus ahorros. O, probablemente solo estás planeando con anticipación aprendiendo sobre las diferentes opciones de inversiones. ¿Has considerado comprar propiedades y rentarlas?

Los precios de renta tienen la tendencia de subir con el tiempo, proporcionando un ingreso cuando ya estés jubilado, protegido contra la inflación. También puedes ganar dinero si el valor de la propiedad subiera. Sin embargo, eso no pasa siempre. Es posible que los inquilinos destruyan la propiedad después de ser desalojados, o los dueños pierdan su propiedad y los ahorros en un desastre natural.

Entre los extremos de un ingreso fácil sin hacer nada, y una ruina total, existen las preocupaciones, los beneficios y riesgos cotidianos que enfrentan la mayoría de los arrendadores.

Algunos riesgos de ser arrendador. Las hipotecas de propiedades de inversión son más difíciles de conseguir y cuestan más que las hipotecas para una residencia primaria. Puede que sea más difícil obtener dinero en efectivo usando las propiedades de inversión – ya sea con una refinanciación con efectivo extra o una línea de crédito con garantía hipotecaria. En otras palabras, es posible que no tengas acceso al dinero durante una emergencia.

Ser el dueño de una propiedad de alquiler [sin hipoteca] también puede ser arriesgado. Si has puesto una cantidad significativa de tus ahorros en una sola inversión, la falta de (diversificación) podría ponerte en una situación precaria. Y esos no son los únicos riesgos…

  • Hallar y quedarse con buenos inquilinos. Los arrendadores aprenden por experiencia que vale la pena dejar de rentar su propiedad por uno o dos meses en vez de pagar para un desalojamiento o reparaciones caras después. Puedes pagar por reportes profesionales de evaluación de inquilinos o reportes de crédito y llamar a las referencias de los solicitantes antes de ofrecer un contrato de arrendamiento.
  • Cubrir los gastos. Entre los impuestos, el seguro, las reparaciones, el mantenimiento y los pagos hipotecarios, los costos mensuales pueden ser mayores. Algunos arrendadores pierden dinero porque lo que obtienen de la propiedad no cubre los gastos, pero no pueden atraer inquilinos si suben la renta. Si se caen los mercados inmobiliarios y de alquiler, podrías perder dinero cada mes o vender la propiedad con pérdida.
  • Manejar un alquiler cuesta tiempo y dinero. El ser arrendador no es un trabajo sin hacer nada. Si te llaman en medio de la noche porque el techo está goteando, necesitas resolver ese problema. Es posible que puedas contratar a una empresa para administrar la propiedad, pero muchas veces te cobran entre el 8 y 12 por ciento de tus rentas o una cuota mensual fija.

Prepárate para un éxito financiero. ¿Cuál es la diferencia entre los arrendadores exitosos y los que sufren? Claro que la suerte juega una parte, pero también puedes tomar los pasos apropiados para que todo vaya bien.

Intenta determinar la tasa de capitalización de una propiedad, el rendimiento anual estimado, antes de hacer una oferta. Para calcular la tasa de capitalización, divide la ganancia anual neta por el precio de compra de la propiedad.

El ingreso neto sería tus ingresos de alquiler, los cuales puedes estimar basado en los precios de alquiler de propiedades similares, menos tus costos, como el mantenimiento, mejoras de casa, tiempo sin rentar y emergencias. Es posible que necesites consultar con un contador para entender mejor cómo tu nueva situación de impuestos puede afectar a tus costos.

Las “cap rates” pueden cambiar dependiendo del área y tipo de propiedad. Sin embargo, independientemente de lo que se considera “bueno” en tu área, puedes utilizar esta fórmula para comparar diferentes oportunidades de inversión.

En Resumen: Mucha gente se enfoca en lo positivo de ser dueño de propiedades de alquiler. Un ingreso extra y el potencial de crear equidad con el dinero de los inquilinos parece demasiado bueno para ser verdad, y es posible que así sea. Si quieres ser exitoso, deberías reconocer los riesgos propios de estas situaciones y planear en forma apropiada.

Nathaniel Sillin dirige los programas de educación financiera de Visa. Siga Practical Money Skills en Twitter: www.twitter.com/PracticalMoney.

 

More From The Author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *