Edición Estilo de Vida Salud

¡¡Cuidado!! Huye de la Energía Negativa

Queridos Lectores…

En la vida y en el Universo todo se maneja por medio de energía. No sólo somos transmisores de energía sino también receptores. Así como un imán vamos atrayendo las energías que están a nuestro alrededor, positivas y negativas. En cualquier lugar o con cualquier persona con quien estemos, estaremos compartiendo un campo energético que pude trabajar a nuestro favor o en contra.

Aquí te comparto una lista de las situaciones o personas que en la medida de lo posible debes evitar por el bien de tu espíritu.

Personas negativas que se quejan de todo continuamente.

Pasar tiempo con estas personas, te hace pagar un alto precio. Por un lado te vas contagiado de su negatividad, y por el otro vas perdiendo la energía y el entusiasmo que necesitas para tus proyectos y metas.

Personas negativas que consideran siempre que todo implica un riesgo. Que no van a ningún lado sin tomar todo tipo de precauciones, que esperan siempre lo peor y por ello jamás se animan a probar nuevas cosas ni conocer nada distinto a lo que ya conocen.

Personas que hablan mal de otras personas

Siempre están criticando a espaldas de los demás. Su pasatiempo favorito es el chisme y la habladuría.

Personas profundamente desconfiadas que no creen en nada ni en nadie. Siempre están pensando que todos les van a hacer daño, les van a engañar, robar o a pagar mal. Lo malo de este comportamiento es que además de vivir una vida atormentada por la desconfianza, por lo general siempre les pasa lo que atraen con sus pensamientos negativos.

Personas perezosas que no quieren realizar ningún esfuerzo para nada

Que se conforman con lo que sea y, aún peor, son personas comodinas y manipuladoras que quieren que los demás trabajen para ellos.

Personas abusivas que siempre lastiman verbal, psicológica o físicamente

Este tipo de abuso, además de que irrita y a veces saca de quicio, también acaba con nuestra energía y lastima profundamente nuestra autoestima.

Personas que viven en constante estrés

También hay que alejarse de esta gente, porque contagian su mal estado de ánimo y al ser personas que siempre están preocupadas o nerviosas; pues lógicamente su campo magnético está cargado de altas dosis de energía negativa.

Un ambiente desordenado

La acumulación de papeles u objetos en tu hogar o tu lugar de trabajo. Por esta razón tira, recoge y organiza, pues no hay nada que te robe más energía que un espacio desordenado y lleno de cosas del pasado o que ya no necesitas.

Tener deudas

No solamente de dinero, sino de compromiso. Si le debes a alguien un dinero, invitación, o tienes una responsabilidad atrasada, asegúrate de cumplir. Esto te quitará un gran peso de encima.

Da prioridad a tu salud

No hay nada que quite más energía que la enfermedad. Toma sol por las tardes, medita, haz ejercicio, elimina las toxinas. Haz una cita médica y mira si te faltan minerales o vitaminas. Come sano. De preferencia comida orgánica (sin pesticidas) y fresca. Trabaja en la prevención para evitar la crisis de una enfermedad.

Acepta… No es resignación, pero nada te hace perder más energía que el resistir y pelear contra una situación que no puedes cambiar. Siempre puedes elegir tu camino y tomar desvíos si es para tu propia paz.

Perdona… Deja ir una situación que te esté causando dolor. Tienes dos opciones. Mantener la turbulencia del rencor o perdonar y dejar ir ese recuerdo. Lo mejor que puedes hacer para tu espíritu es no tomar nada personal y pensar que cada uno lleva dentro de sí algo con que lidiar.

Por último, arregla tus problemas

Si hay una situación que está rondando tu cabeza y no quisieras enfrentarla pero sabes que debes hacerlo, pues dale la cara con valentía y sal de eso de una vez. Nada te saca más energía que este tipo de pendientes que retrasamos una y otra vez. Decía mi madre ¡al mal paso darle prisa!

Alimentar tu relación con Dios y su amor es la fuente más grande de energía, Busca a Dios en cada momento, en cada situación. Es la fuente de energía positiva más poderosa que existe.

Gracias por escribirme. Recuerda mi correo monica@sculptorbody.com o sígueme en facebook como Mónica Ferguson.

Bendiciones, Paz, Amor!!

More From The Author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *