Salud Sexo y Amor

Ella lo quiere mucho, pero él solo la busca por interés

Salir avante de problemas no es sencillo, en especial si no se cuenta con ayuda. Por eso la “Doctora Consejos”, es una sección que espera ser una guía para quienes no encuentran la salida. El caso de hoy es:

Por: Doctora Consejos

Querida Doctora Consejos:

Yo siempre busco la revista, para leer su sección, es lo primero que leo, porque me gusta cómo da usted los consejos a quien le manda sus problemas, y por eso ahora le platico el mío, a ver qué me aconseja.

Fíjese que yo ando con un señor y ya tenemos más de cinco años viviendo juntos, pero últimamente él se está portando muy raro, pero además todavía me debe $300 dólares y cuando le pregunto que cuándo me va a pagar se hace el ofendido y no me responde.

Pero para no hacerle el cuento más largo, le comento que aunque no lo quisiera dejar, porque lo quiero mucho, pero tengo dudas, porque mi orgullo está por los suelos. Yo sé que no soy su prioridad. El solamente me busca para tener sexo o para que le preste dinero, que antes a fuerzas, pero me pagaba, pero ahora no.

Y no sé, si lo dejo lo pueda obligar a que pague, y si son pruebas los textos que me envío para pedirme. ¿Usted qué me aconseja?

Atentamente, La Desilusionada

Querida Desilusionada:

Tú puedes acudir a “Small Claims”, o sea la corte de pequeñas quejas, para preguntarles si el texto de un celular puede servir como prueba de un adeudo.

Si sirve, podrías poner una queja para tratar de recuperar tu dinero. Sin embargo, pienso que ese dinero ya lo perdiste y que te va a ser difícil recuperarlo, además de que tendrás que invertir mucho tiempo en ese asunto.

Si yo fuera tú, aceptaría esa pérdida como una lección de vida y en el futuro jamás volvería a aceptar una relación en donde sólo te toque dar sin recibir a cambio.

Me dices que tienes dudas en dejarlo, así que te sugiero te definas y, cuando estés segura que no quieres tener que ver nada con esta persona, asume las pérdidas, da la media vuelta y no mires hacia atrás. No lamentes nada. Esta lección te costó tiempo y dinero, que ya no puedes recuperar, pero lo que sí puedes impedir, es seguir perdiendo más dinero y más tiempo con este señor.

Te deseo muy buena suerte en lo que decidas.

More From The Author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *