Edición Salud

ESTÁ RESENTIDA CON SU MAMÁ

Salir avante de problemas no es sencillo, en especial si no se cuenta con ayuda. Por eso la “Doctora Consejos”, es una sección que espera ser una guía para quienes no encuentran la salida. El caso de hoy es:

Querida Doctora Consejos:

Soy una fiel lectora y admiradora suya. Me encanta leer su columna pues me parecen muy acertados los consejos que les da a los lectores de esta revista.

Es por eso que ahora soy yo quien le pide de sus sabios consejos, para  mi caso que es el siguiente.

Yo tengo mucho odio resentimiento hacia mi propia madre. Ella siempre me echa en cara que me parezco a mi padre, que soy como él y me maldice, pienso que lo hace con todo su corazón. Pero yo qué culpa tengo de parecerme a él en carácter y forma de ser. Yo no escogí ser así.

Eso me duele mucho. ¿Qué puedo hacer con ella y conmigo misma?

Espero su contestación. Mil gracias.

La Hija Triste

Querida ‘Hija Triste’:

En este mundo las personas sólo pueden prestar, vender o dar lo que tienen y es obvio que tu mamá sólo tiene odio y reproches dentro de su corazón y como es lo único que puede dar, pues te lo da a ti en forma de maldiciones.

Eso quiere no decir que tú no seas digna de amor, respeto y buena voluntad, sino más bien quiere decir que ella no tiene dentro de sí ninguna de estas cosas para dártelas.

Aunque sé que como ser humano es difícil, hacer esto que te recomiendo, pero aún así, trata de complacerla, perdónala y no porque ella se lo merezca, sino por que tú mereces vivir bien, tranquila y sin odio en tu corazón.

Y ten muy presente, que si sigues conservando esos odios y rencores que hoy sientes, dentro de tu corazón, acabarás siendo como ella y no creo que quieras eso para ti.

Por eso lo mejor es sacar ‘todo esos malos sentimientos y pensamientos’ que traes dentro de ti,  porque todo eso no le hace daño a ella sino a ti. Y una vez que lo liberes, llena tu corazón de amor para que puedas darlo a los seres que la vida ponga en tu camino.

Vivirás más feliz con esta fórmula que te doy. En cuanto a tu mamá, déjala ir, que ya el destino se encargará de cobrarle sus propias facturas.

Te deseo de todo corazón mucha surte para que puedas sanar esas heridas y tengas una vida libre y tranquila.

 

More From The Author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *