Sexo y Amor

Las mentiras destruyen cualquier relación…¿Cómo resolverlo y superarlo?

Hola amigos, otra edición más compartiendo con ustedes temas actuales que pueden beneficiar o perjudicar las relaciones de pareja. 

Hoy quiero que conversemos el tema de las mentiras… un tema complicado cuando una de las dos partes prefiere mentir que hablar con la verdad.  ¿Quién no ha mentido alguna vez? Si fuera cuestión de levantar la mano, como en la escuela y decir yo, casi es seguro que ninguno nos salvaríamos. Cuando se trata del matrimonio o de un noviazgo, sin embargo, las mentiras no tienen cabida, porque se trata de confianza y de honestidad al cien por ciento y, desde luego, si hay amor las mentiras no deberían existir, pero en ocasiones la realidad es otra.

 Mujeres y hombres por igual esperamos de una relación amorosa una entrega total y en todos los sentidos; aunque los hombres no lo expresen como las mujeres el dolor es el mismo al ser engañados o al darse cuenta de una mentira. La mejor muestra de amor que puede dar una persona es ser honesta y leal.

Es lamentable que muchas relaciones en la actualidad se hayan olvidado de estos dos valores tan importantes, que hacen que el amor crezca cada día. Cuando cualquiera de las partes de una pareja miente y es sorprendida en su falta, la otra parte sale lastimada en su autoestima y en la confianza hacia la otra. Lograr recuperarse del dolor lleva tiempo pero, sobre todo, mucha confianza en uno mismo.

A pesar de esto, recuperarse de la desilusión no es imposible siempre y cuando exista el amor, y juntos recuperen la confianza perdida…

No vivan con resentimiento… Es el peor sentimiento y el que más deteriora una relación sentimental, pues lo que hacemos es enfocarnos en nuestro dolor y recordar de forma constante la falta cometida por nuestro compañero. Vivir además en un pasado doloroso no es saludable para nadie.

No busques la venganza… Por lo general algunas personas, para “sacarse la espina” del dolor y la traición, recurren a la venganza. Desde mi propia experiencia te cuento que eso no te deja nada bueno, al contrario seguramente te dejara un mal sabor de boca.

No juzgues desde tu posición… O dicho de otra manera, no pretendas que la otra persona actúe como tú lo harías. Es sencillo escudarse en esto y culpar de los problemas a la otra persona; cuando una relación va mal, por lo general los dos han contribuido para que las cosas marchen de esa manera.

Trata al otro como a ti te gustaría que te trataran… Es sencillo, no mientas si no quieres que te mientan; aunque la regla no siempre funciona hacia los dos lados, te quedará la satisfacción de haber hecho lo correcto.

Hagan del perdón su mejor herramienta…   Perdonar es difícil, mas NO imposible. Este proceso de aprender a perdonar es relativo para cada ser humano; ya que requiere de paciencia, aceptación de los hechos y tiempo.

Vuelve a confiar y gánate la confianza perdida… Como todo en la vida, lo mejor se logra paso a paso. Si se quiere ganar de nuevo la confianza de una persona defraudada, se le debe demostrar con hechos que uno es digno de esta confianza a través de actos, detalles verídicos de amor, y paciencia.

Hablen, conversen, platiquen… La comunicación sincera es quizás la única arma que les ayudará a entender a la otra persona, les permitirá ponerse en el lugar del otro y les dará las pautas para crecer como pareja e individualmente y no volver a cometer los mismos errores del pasado.Please forgive

En resumen: Podría decirte que es difícil recuperar la confianza perdida en el ser amado, incluso hasta te podría recomendar un divorcio inmediato, pero ese sería el camino más corto. Todas las parejas que se aman tienen segundas oportunidades, por lo que sí te recomiendo que  luchen y perseveren, y que CAMBIEN DESDE ADENTRO.

Y si en algún momento se ven tentados a mentir a su pareja, hagan un alto en el camino y piensen dos veces lo que van a hacer. Nunca olviden que somos dueños de nuestros actos, podemos hacer lo que queramos pero jamás escoger las consecuencias de tales decisiones. Por último, no olviden que tarde o temprano (por ley de la vida, por intervención divina o por Karma) las mentiras siempre salen a la luz.

¡Buena suerte!  y hasta la próxima.

More From The Author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *