Comunidad Edición Finanzas Noticias

Lo que tenemos que saber de nuestro auto

¡Hola amigos!, bienvenidos a esta sección de ‘El ABC del Conductor’ donde aprendemos cómo cuidar nuestro auto…

Saber de las cosas básicas de tu auto es una  necesidad que implica responsabilidad. No es necesario ser un erudito en el tema de la mecánica, pero saber al menos unas nociones simples es muy necesario.

Es cierto que con los avances de la tecnología, como el aumento de equipos de seguridad, comunicación, entretenimiento, monitoreo y de navegación, han hecho que muchos no sepamos siquiera las cosas más básicas. Pero aquí te ponemos a prueba, checa lo siguiente:

¿Qué tanto conoces tu auto?

♦ ¿Sabes dónde rayos está la batería?

Esto te va a pasar tarde o temprano, sobre todo si tu auto ya tiene más de cinco años de vida y si eres una persona distraída, no te sientas insultado (a):

Si estás listo ya para irte al trabajo y al subir a tu auto, intentas prenderlo y…  nada. Te das cuenta que la batería está muerta.

Lo peor del caso es que tú no tienes idea de dónde está la maldita batería, pues algunos autos nuevos más modernos ya no la tienen a la vista, ni en el sitio tradicional, al frente al lado del motor.

Consejo: Inspecciona tu auto de antemano para saber su ubicación, ten a la mano los cables necesarios, por si quieres pasarle corriente.

♦ Y qué quiere decir esa lucecita?

Los tableros de los autos modernos ahora tiene indicadores para cada uno de los sistemas del vehículo: desde el Check Engine hasta los indicadores del monitor de presión de los neumáticos, incluyendo el de repuesto.

♦ ¿Qué le echo dónde?

Aparte de gasolina, tu auto necesita aceite, agua, líquido anticongelante, fluido para el sistema de frenos y para la transmisión. Cada uno de los depósitos tiene un indicador de un ícono y color específico, pero es conveniente que los sepas identificar.

♦ ¿Tienes llanta de repuesto?

Los autos nuevos ya no tienen la llantas de repuesto, sino un sistema que permite inflar el neumático.

Pero la mayoría de los autos, todavía traen una llanta de repuesto, más pequeña que las de uso regular, que cumple el mismo propósito que el sistema anterior: llegar a una estación de servicio a no más de 50 millas de distancia.

More From The Author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *