Edición Estilo de Vida Familia Sexo y Amor

Los tuyos , los míos y los nuestros!

Cómo cohabitar de la mejor forma posible en un nuevo matrimonio cuando ya existen…

Por: Mary Lau

Hola amigos, otra edición más compartiendo con ustedes algunos temas actuales que benefician y otros que perjudican las relación.

Actualmente es muy común encontrar familias ‘ensambladas’, ¿qué quiero decir con esto?… Cuando están los tuyos, los míos y los nuestros, en ocasiones el formar este tipo de familias no es tarea fácil para nadie por eso hay que conversar para afrontar este tipo de situaciones que se pueden presentar y cómo planificar un nuevo matrimonio.

Una pareja que trae consigo los niños de un matrimonio anterior representa muchos desafíos y existen cuestiones claves que deben de planificar muy bien dentro del nuevo matrimonio antes de tomar cualquier decisión:

Acuerdos financieros y de vivienda: La pareja debe acordar dónde vivirán y cómo compartirán su dinero. Las parejas que se embarcan en un segundo matrimonio señalan con más frecuencia que mudarse a una nueva casa, en lugar de establecerse en una de las residencias anteriores de su pareja, tiene sus ventajas porque el nuevo entorno se convierte en “su hogar.” Las parejas también deben decidir si desean conservar su dinero por separado o compartirlo.

Un reciente estudio revelo que las nuevas parejas que usaron el método de un pozo común, mostraron mayor satisfacción familiar que aquellas que guardaron su dinero por separado.

Resolver sentimientos y preocupaciones sobre el matrimonio anterior: Es fundamental la buena comunicación de la nueva familia para superar todos los malos tragos del pasado. Y recordar que no todos somos iguales por lo que la nueva pareja no es responsable de nuestro pasado.

Cómo anticipar los cambios y decisiones de los padres: Las parejas deben analizar el rol que desempeñará cada uno en la crianza de los hijos del nuevo cónyuge, así como los cambios en las reglas del hogar que pudieran ser necesarios.

Calidad del matrimonio:  Si bien las parejas recién casadas y sin hijos suelen usar los primeros meses del matrimonio para afianzar su relación, las parejas con hijos suelen estar más absortas en las exigencias de los niños.

Las parejas deben establecer un tiempo de prioridad para sí, haciendo salidas regulares o viajes sin los niños.

La crianza de los hijos en las familias reconstituidas: El aspecto más difícil. Formar una nueva familia reconstituida con niños pequeños puede ser más fácil que formarla con adolescentes debido a las diferentes etapas de desarrollo.

Las familias pueden preparar una lista de normas del hogar.

Estas pueden incluir, por ejemplo, “acordamos respetar a cada miembro de la familia” o “cada miembro de la familia acuerda limpiar lo que ensucia.”

Relaciones entre padrastro // madrastra y los hijos: Si bien los nuevos padrastros o madrastras pueden desear integrarse de inmediato y establecer una relación cercana con los hijos e hijas de su pareja, deben considerar el estado emocional y el género del pequeño primero.

Los niños y las niñas en familias reconstituidas indicaron que prefieren las muestras de afecto verbal, como elogios o cumplidos, en lugar de la cercanía física, como abrazos y besos. Las niñas, en especial, dicen que se sienten incómodas con las demostraciones físicas de afecto de parte de su padrastro. En general, se sabe que los hijos varones, suelen aceptar a un padrastro con mayor rapidez que las niñas.

Problemas de padres que no viven con los hijos: Después de un divorcio, los niños suelen adaptarse mejor a sus nuevas vidas cuando el padre que se ha mudado lo visita constantemente y mantiene una buena relación con ellos.

No obstante, una vez que los padres vuelven a casarse, a menudo reducen o mantienen niveles inferiores de contacto con sus hijos.

Mientras menos un padre visite a su hijo, es más probable que su hijo se sienta abandonado. Los padres deben volver a relacionarse desarrollando actividades especiales en las que solamente participen el niño y el padre.

Los padres no deben hablar en contra de sus ex cónyuges frente a los niños porque esto debilita la autoestima del niño e incluso puede ponerlo en una posición incomoda.

More From The Author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *