Edición Familia Noticias Salud

Para la Resaca

Son las fiestas de fin de año tiempos en los que abusamos de nuestra salud. Y resulta súper común que por ahí se nos pasen las copas. Los efectos del alcohol, si bien muy conocidos, son poco analizados. Así que les presentamos primero el problema y luego una solución sencilla y muy a la mano, con elementos que seguro ya tiene en la cocina.

El alcohol tiene en el cuerpo un proceso largo desde su ingesta hasta su expulsión. Cuando lo ingerimos nuestro sistema digestivo se encarga de partir las moléculas en unas más pequeñas. El resultado son moléculas de azúcar por un lado y alcohol puro por otro, dispuestas a viajar por nuestro torrente sanguíneo.

Una vez en nuestro sistema nervioso, el alcohol diluye células neuronales, por lo que es un inhibidor. Pero como al mismo tiempo ingerimos mucha azúcar, eso estimula y se logra el doble efecto de euforia y deshinibición que caracteriza la “fiesta” o borrachera.

Aunque el mejor remedio es beber o tomar a lo mucho dos copas, cuando se nos pasan perdemos líquidos porque nuestro cuerpo trata de eliminar los excesos de alcohol y azúcares. Ir mucho al baño es una forma de protegernos. Es por eso que nos viene la cruda. Lo que necesitamos es reponer al cuerpo lo que ha perdido.

Ahora les decimos cómo hacer un remedio fácil para contrarrestar la cruda.

Ingredientes

  • Medio vaso de agua.
  • 2 ó 3 limones (dependiendo del tamaño).
  • 2 cucharadas de miel o jalea real.

Preparación

  1. Exprima los limones en el agua.
  2. Adhiera la miel y mezcle lentamente.

Modo de uso

Bébalo con calma, disfrútelo. Debe tener un sabor muy fuerte a limón y miel. Una mezcla cargada.

Este simple remedio puede aportarnos vitamina C, vitaminas del grupo B y ácido fólico. Pero especialmente tiene los químicos que más necesita nuestro cerebro y que requiere equilibrar entre el espacio interno de las células nerviosas y el espacio entre las mismas células. Hablamos de potasio, magnesio, calcio y fósforo, tan esenciales para el funcionamiento de nuestras células.

Si con el remedio no le bastara, piense que lo que su cuerpo requiere es recuperar lo perdido. Para eso ayuda un buen desayuno en el que puede incluir chocolate, pan integral o plátanos. Si tiene a la mano, también el agua de coco es muy buena para volver a hidratarse. También ayuda un regaderazo.

 En general, lo mejor es la moderación. Recuerde que la alegría de las fiestas puede venir de compartir momentos con lo seres queridos y realmente no se necesita alcohol para ponerse contentos.

¡Que tenga felices fiestas!!

More From The Author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *