Edición Estilo de Vida Familia Salud

Para prevenir la osteoporosis

 “Cuando veas las barbas de tu vecino cortar, pon las tuyas a remojar” dice el refrán popular que esta semana viene al caso porque hablaremos de prevención.

Una amable lectora nos escribió para decirnos que su mamá ha sufrido mucho con la osteoporosis (porosidad en los huesos que causa dolor) y que a ella le gustaría prevenir esta enfermedad.

La osteoporosis es una enfermedad que causa que los huesos se vuelvan quebradizos, a causa de la desmineralización.

Para fortalecer los huesos, se recomienda consumir de 1,000 a 1,500 miligramos diarios de  un suplemento alimenticio que tenga dos partes de calcio por una de magnesio. Existen muchas marcas en el mercado que ofrecen esta fórmula. (Leer la etiqueta). Las mujeres, después de los 35 años pueden empezar con 1,000 mg diarios. Al llegar a los 50, aumentar a 1,500 mg diarios.

Para calmar el dolor y fortalecer los huesos, la Vitamina D3 es un excelente recurso.

Alimentos:

Yogurt, tofu (queso de soya), almendras, brócoli, queso, sardinas y salmón son ricos en calcio que es el mineral más importante para los huesos.

Los huevos son ricos en Vitamina D que ayuda al cuerpo a distribuir el Calcio. Y para aquellos que tienen miedo de comer huevos por temor al colesterol, les diré que la yema del huevo contiene Omega 3, que es un suplemento alimenticio que disuelve el colesterol. O sea que se puede consumir huevo, en forma moderada, y sin sentimiento de culpa.

La nuez de la India, frijoles, semillas de ajonjolí y de linaza, el camote, las espinacas, son ricos en Magnesio. Los limones, naranjas, guayaba, piña fresa y en general todas las bayas, son ricos en Vitamina C que ayuda a producir colágeno, un nutriente muy importante que fortalece los huesos.

El perejil, lechuga y en general los vegetales de hoja verde, son ricos en Vitamina K, que ayuda a prevenir las fracturas en los huesos. La proteína de la carne es importante para fortalecer los huesos. De preferencia consumir carnes bajas en grasa: pavo, pollo o res, en cantidades moderadas.

En cuanto a yerbas, el Diente de León (Dandelion) es remineralizadora por excelencia. Se puede consumir de una a tres tazas diarias, lo cual traerá muchos otros beneficios de salud.

Y por último, el ejercicio: los huesos necesitan movimiento. Ya sea caminar, correr o trotar; hacer bicicleta estacionaria o, si lo prefiere, póngase a bailar mambo, merengue y salsa, que sus huesos y su corazón se lo agradecerán.

Antes de poner en práctica éste o cualquier otro remedio casero, consulte a su médico.

Consulta el Diccionario de Hierbas y de Remedios en www.DoctoraConsejos.com.

More From The Author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *