Moda y Belleza Salud

Quiero DORMIR pero padezco de Insomnio!

Amiga lectora, si padeces del mal del siglo XXI, o sea, insomnio,  sigue leyendo y entérate cómo puedes lograr una mejor calidad de sueño gracias a la cual tú también te conservarás como la mismísima bella durmiente!

IMITA A LA BELLA DURMIENTE PARA PROLONGAR TU JUVENTUD!

Uno de los grandes males de la vida moderna es el estrés excesivo y éste como consecuencia ha traído una epidemia de insomnio! Cuando es muy severa deberás acudir a un médico, si no es así, procura hacer lo siguiente:

 1.-Trata de dormir siempre a la misma hora. El cuerpo es de hábitos y si tú lo pones todos los días a descansar a la misma hora, al cabo de un tiempo tu organismo cederá a dicha rutina.

 2.- Saca la televisión de tu recámara. Las personas que padecen de insomnio generalmente recurren a la tv para distraerse y es precisamente eso lo que no les ayuda a conciliar el sueño. Además, aun apagada por las ondas que emite sigue provocándote insomnio! 

 3.- No te lleves los problemas del día a la cama. Para ello, haz el siguiente ejercicio… Recorta varios papeles en donde escribirás los problemas que no te están dejando dormir. Doblados los meterás en una bolsa la cual colgarás o guardaras fuera de la alcoba. Al hacer esto pensarás lo siguiente… “Yo estoy decidida (o) a dormir y estos problemas no me lo permiten, por lo tanto los dejo guardados en esta bolsa fuera de mi recámara. Mañana tendré todo un día para tratar de resolverlos, sobre todo y gracias a que me permití descansar en paz y armonía, estaré con mejor disposición para enfrentarlos”.

  Si de corazón haces esto, te sorprenderás de los resultados.

 4.- Recurre a remedios  naturales. Como el “Beauty Sleeping”, el cual se toma todas las noches por un periodo temporal hasta que tu cuerpo recobra los nutrientes necesarios para conciliar el sueño. En las mañanas toma un suplemento anti-estrés como el “Adaptogénico de Organique by Lk” para evitar que los nervios te roben el sueño. 

 belleza2-20Cuando el cuerpo no duerme lo suficiente comienza a retener grasa, a padecer más hambre y a lucir hinchado, fofo, ojeroso, arrugado y cansado! Y qué decir del carácter que se vuelve agrio, gruñón,  deprimido y ansioso siendo características que por ningún motivo te harán lucir joven y mucho menos atractiva. Pero, si pasas más horas acostada o durmiendo más de la cuenta, se dan los mismos síntomas!

 “Ni poco ni demasiado… Todo es cuestión de medida”

 

More From The Author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *