Edición Familia Finanzas Noticias

Reduzca con Seguridad los Costos de…

Ya sea una cuestión de confort, apariencia o seguridad, hay muchos procedimientos médicos que quieres o necesitas pero que no están cubiertos por el seguro de salud.

Por ejemplo, la cirugía de ojos de láser es un deseo de mucha gente, pero es una inversión significante, la cirugía cuesta varios miles de dólares por cada ojo. Para las personas que quieren empezar a tener hijos, los tratamientos de infertilidad, que pueden costar más de $10,000, son como una necesidad. Pero la mayoría de los estados no requieren que el seguro de salud cubra esos tratamientos.

Considerando el impacto duradero que estos y otros procedimientos tienen en tu vida, no quieres buscar la opción más barata tampoco. Sin embargo, no significa que no debas tratar de ahorrar. Hay muchos métodos de reducir con seguridad los gastos, como cuentas con ventajas fiscales o la comparación de los costos de los médicos.

Busca una rebaja de impuestos. Aunque las rebajas de impuestos no reducen el precio de un procedimiento médico, pueden reducir tus ingresos gravables y con el uso de una cuenta con ventajas fiscales, podrías pagar algunos procedimientos médicos con el dinero libre de impuestos.

  • Toma una deducción de impuestos por gastos médicos. Si detallas tus deducciones fiscales, puedes obtener una deducción por los gastos médicos que califiquen que excedan 10 por ciento de tu ingreso bruto ajustado. La cirugía láser y algunos tratamientos de infertilidad pueden calificar. Sin embargo, la cirugía estética no califica, a menos que esté relacionada con una anomalía congénita, una enfermedad que desfigure o una lesión que resulte de un trauma o un accidente.
  • Utiliza una cuenta de gastos flexibles (FSA por sus siglas en inglés) patrocinada por tu empleador. Algunos empleadores ofrecen las FSA’s como un beneficio del empleado. Puedes hacer contribuciones deducibles de impuestos a la cuenta cada año y sacar el dinero, libre de impuestos, para pagar gastos médicos calificados, incluyendo deducibles y copagos del seguro de salud. Sin embargo, tienes que utilizar este método con buena planificación porque puedes perder el dinero que sobra al final de cada año.
  • Inscríbete en un seguro de salud con una cuenta de ahorros para la salud (HSA por sus siglas en inglés). Una cuenta de HSA es similar a una FSA en que puedes contribuir dinero antes de impuestos y sacarlo, libre de impuestos, para pagar gastos médicos elegibles. Las HSA’s no tienen el requisito de ‘úsalo o piérdelo’, pero para calificar para una HSA, tienes que inscribirte en un Plan de Seguro de Deducible Alto (HDHP por sus siglas en inglés) y no puedes ser elegible para el Medicare.

Pregunta a tu compañía de seguro de salud acerca de descuentos. Aún y cuando un proveedor de seguro de salud no cubre un procedimiento, los miembros todavía pueden ahorrar dinero si hablan con la compañía de seguro.

Por ejemplo, en general el seguro de salud no cubre el costo de la cirugía láser, pero es posible que tu proveedor te ofrezca un descuento de 5 a 15 por ciento si recibes la cirugía en los centros del cuidado visual de los socios.

Los requisitos del seguro de salud pueden variar de un estado al otro, y debes chequear tus beneficios antes de asumir que algo no está cubierto. Los tratamientos de infertilidad están en un área gris, ya que algunos estados requieren la cobertura de eso y otros no.

Compara los costos de los diferentes proveedores. Los costos médicos variables de vez en cuando salen en las noticias cuando un paciente se da cuenta que un procedimiento que cuesta $3,000 en un hospital podrían costar solo varios cientos en una clínica cercana. Si no es una emergencia, hay sitios de web en donde puedes hacer comparaciones de centros médicos cercanos y obtener precios estimados.

Alguna gente busca ahorros en otros países. El turismo médico es una industria creciente y mucha gente viaja en el extranjero buscando costos bajos, servicios de alta calidad, tratamientos que no están disponibles en su propio país, un ambiente relajante para recuperarse, o una combinación de estos factores.  Los EEUU es un destino para algunos turistas médicos, y Canadá, Asia Sudoriental, América Latina y partes de Europa son también populares.

En Resumen: Aunque es posible que no convenzas a tu compañía de seguro de salud que cubra lo que ellos consideran un procedimiento electivo, hay otros métodos para ahorrar dinero. Al igual que con otros gastos grandes, puedes adoptar un enfoque dual de grandes y pequeñas formas de ahorrar: buscando reducciones de impuestos que reduzcan tus costos, y oportunidades de ahorrar que puedan reducir el precio de un procedimiento.

Nathaniel Sillin dirige los programas de educación financiera de Visa. Siga Practical Money Skills en Twitter: www.twitter.com/PracticalMoney.

More From The Author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *