Comunidad Cultura Pop Entretenimiento

Seguir consejos de los expertos…. está k_borón!

Por un tal:Luis Ruiz

Quiiuuboleee ¿cómo están mis tuerkitas y tonrnillitos, bien y de güenas?,  ojalá que sí!

Y como imagino que están ansiosos/as y como no quiero hacerles esperar, po’s de una güena vez les voy a echar el rapidín… chistorete; que se llama ‘‘los tamales’, (ya es viejo, y hace años que lo conté, pero pa’l tema de hoy, queda bien)

Resulta que un hombre había estado enfermo, pero esa noche se sintió mejor, así que como pudo, se levantó en la madruga a hacer pi-pi. En eso le llega un rico olor a tamales. Se asoma a la cocina y ve en la mesa un montón y a su mujer haciendo más. Despacito pa’que no lo oyera -y porque ya no podía caminar más rápido- se acerca y agarra uno y….

— Zaas!, siente un maderazo en la mano y la mujer muy enojada le dice:

–“ni se te ocurra k_boron… que son pa’ tu velorio!

je, je, je… vieja gaschia!

Y a propósito de velorios, este chistorete sangrón nada tiene que ver con lo que les voy a contar, eh!… Fíjensenn que la semana pasada jui al velorio de un buen amigo y también ex-compañero.

Y la verdad, esa noche salí impactado de ahí. Todo mundo hablando bien del buen Mario. De sus cualidades y bondades, de su compañerismo, etc. etc. -ah!, pensé, ojalá cuando yo parta, así hablen de mí-  Pero bueno, la cosa es que aparte de eso, me impactó el sermón que nos echó el pastor,,, el señorrr -mmm, ya se me olvidó su nombre, y eso que lo repetí como 100 veces pa’no olvidarlo-; en fin, la cosa es que me llegó todo lo que dijo el hombre.

Les cuento que mientras manejaba camino a casa, me hice el firme propósito de darle un cambio a mi vida, para dejar de ser un desmoder y ser un hombre de bien, sano, responsable y respetable.

Y voy a empezar por alejarme de la bebida… -la pondré mas lejecitos, hasta donde me alcance el brazo estirado!-   Me retiraré también de los naiclu (night club, pues)… -buscaré otros que queden más lejecitos-.   Ya no iré a cada fiesta que me inviten… -a no ser que ellos paguen el taxi o el uber-.   Voy a caminar más… -aunque pague más horas en el billar, pa’ jugar más y darle más vueltas a mesa-.   Ya no andaré de piris güiris… -a no ser que ‘alguien’ quiera que yo en persona, le haga  o le eche uno,,, de los chistoretes.  Y bueno, hasta ahí iba todo más o menos bien, pero me faltaba la alimentación. Así que me puse a buscar en el intené, cómo debe alimentarse un hombre como yo y de mi edad…

Y encontré varias páginas, cada una con diversas recomendaciones y jue ai donde la puerca torció el rabo, porque ‘cada experto’ da sus consejos, pero si los juntas, sale cadaaa __indejada, que uno ni lo puede creer… por ejemplo:

Según dicen, todos los días hay que comer una manzana por el hierro y un plátano por el potasio; además una naranja por la vitamina C, medio melón para mejorar la digestión y una taza de té verde sin azúcar, para prevenir la diabetes.  ah!, y es muy importante, todos los días tomar ocho vasos de agua (pero no dicen que luego uno tenga que mearlos).

digo-nervios

 

Recomiendan hacer entre cuatro y cinco comidas diarias, livianas, pero sin olvidar masticar cien veces cada bocado. … uuta!, no’más con eso, uno se la va a pasar tragando y miando todo el día.

Ah!, pero también hay que comer a diario fibra mucha fibra, -el riesgo es que uno k-gue una bufanda, -eso ha de ser  pa’que todo lo que uno se atarragó, salga ligerito!

También recomiendan que después de cada comida, se lave uno los dientes, o sea: después de la manzana, lavárselos, del plátano lavárselos, después de la naranja, el melón y de cada una de las cinco comidas y la fibra, hay que lavárselos… y mientras tengas dientes, debes pasarte el hilo dental, y hacer buche con scope o listerine…

Nooo!, pero no queda ahí la cosa, porque según esos güeyes, para un hombre que ha pasado los cuarenta _–uuuy, hace rato que los vi pasar-, tiene que dormir sus ocho horas, trabajar no más de diez y ver televisión o leer no más de tres horas, al día.

O sea, entre tragar, lavarse los dientes, trabajar, dormir, ver tele e ir al escusado, -digo, porque con tanta comida y tanta __inche fibra, pos a güevo por lo menos dos o tres veces, vas, ¿a poco no?-, y ya se te acabaron las 24 horas del día!

¡Ah!, y también recomiendan que hay que tener sexo a diario -o al menos cada tercer día pero eso sí, sin caer en la rutina. . Eso lleva su tiempo, ¿qué no?. ¡Y ni qué hablar si es sexo tántrico! (que a propósito, no se les olvide que después de cada comida hay que cepillarse los dientes, ehhh!).

Total, y para no hacérselos más largo… el cuento, la única posibilidad que se me ocurre es hacer varias de estas cosas a la vez, por ejemplo: Te duchas con la boca abierta, así mientras te bañas, te tragas los ocho vasos de agua…  Hay que salir del baño con el cepillo de dientes en la boca y mientras hacer el amor (y si es tántrico, mejor), de paso le das una miradita a la TV y con la mano libre, te comes tu ración de fibra u lo que sea.

Uuff, y ahora te dejo porque con todo este _inche rollo, ya me dieron ganas de ir a tirar el agua -que no me he tomado-, de expulsar la quinta comida y la fibra de ayer…y de pasadita, a ver si le adelanto al asunto ese del tártrico…

More From The Author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *