Edición Salud Sexo y Amor

Su esposo la engañó, y ahora la cela

Salir avante de problemas no es sencillo, en especial si no se cuenta con ayuda. Por eso la “Doctora Consejos”, es una sección que espera ser una guía para quienes no encuentran la salida. El caso de hoy es:

Por: Doctora Consejos

Querida Doctora Consejos:

Necesito de su ayuda, estoy desesperada y quiero llegar hasta la separación o divorcio.

No lo he hecho porque yo amo a mi esposo y mis hijos son ante todo; anteriormente tuve un divorcio. Hemos vivido 10 años de felicidad y armonía. Él es el padre que mis hijos ven y aunque ya no me llevo igual con él, ellos sí viven felices y eso es lo que realmente importa.

Yo me estoy muriendo en vida porque él me fue infiel con alguien en su trabajo. Yo tengo 38 años y la susodicha 21 años. Yo vi con mis propios ojos cuando él estaba con ella y no puedo olvidarlo. Él me pidió perdón pero ellos siguen trabajando juntos y eso no es vida.

La desconfianza me está matando, él me pide que sea como antes.

Yo no trabajaba porque él no quería que trabajara. Antes mi familia tenía toda mi dedicación y él recibía mi atención, cariños, y mimos.

Después de su traición trato de perdonar, olvidar y ocupar mi mente, pero él ahora me martiriza celándome.

El no quiere que trabaje y yo no quiero dejar de trabajar porque estaba deprimiéndome mucho en la casa. Le cuento a qué hora salgo y qué hice, pero todo el tiempo piensa que yo lo engaño, eso me molesta porque no fui yo la que fallé en la relación.

No sé si voy a aguantar. Mis hijos mayores son adolescentes y no son malos niños y no quiero que agarren malos pasos. Ayúdeme a tomar una buena decisión. La Desconfiada

Querida Desconfiada:

Siento mucho que hayas pasado por una traición. Eso es difícil de superar. Pero me pides un consejo y voy a dártelo.

Tomando en cuenta que hubo 10 años de felicidad y armonía, como tú misma lo describes, que tus hijos son felices al lado de tu esposo, que me aseguras que tú lo amas, yo te pediría que le dieras una nueva oportunidad a ese matrimonio.couple-in-argument

Si él te ha brindado un hogar feliz y tú quieres conservarlo para tus hijos, no te des por vencida.

Esto es lo que debes hacer: A) Perdona a ese hombre y echa fuera de tus pensamientos la desconfianza. Eso no te deja nada bueno. B) Me parece a mí que sus celos pueden ser causados por que tú has cambiado. Regresa a ser quien siempre fuiste: cariñosa, dedicada y repartidora de mimos.  C) Habla con tu esposo, sin reproches, ni gritos, y explícale que el trabajo para ti es una forma de terapia y que, si él quiere que todo funcione bien entre ustedes, debe apoyarte. D) Cuando sientas que estás a punto de soltar la toalla, regresa al punto A) y vuelve a empezar.

Yo creo que vale la pena salvar ese hogar donde hubo (y todavía queda) tanta felicidad.

Te deseo muy buena suerte en la decisión que tomes.

More From The Author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *