Edición Familia Salud Sexo y Amor

Su orgullo la alejó de su amante

Salir avante de problemas no es sencillo, en especial si no se cuenta con ayuda. Por eso la “Doctora Consejos”, es una sección que espera ser una guía para quienes no encuentran la salida. El caso de hoy es:

Querida Doctora          

Consejos:

Amiga consejera, es un gusto saludarla a través de estas líneas, y le cuento lo siguiente porque quiero me dé su opinión.

Fíjese que yo estaba saliendo con un hombre con el que me llevaba muy bien, además de que -y me da pena confesarlo, pero así es- él era muy buen amante.

No se imagina usted cuánto quiero yo a ese hombre. Por tres años salimos, pero de un año para acá me puse en mi orgullo y le di la espalda.

Siento feo hacerlo pero él se lo buscó. Ahora que me he alejado de él creo que ya no siento tanto  amor como decía sentir.

A veces cuando llego a pasar por su casa lo veo y cuando él voltea a verme yo me hago la desentendida y lo hago sentir como que lo rechazo.

Honestamente le digo que lo extraño, pero  tengo mucho orgullo y como se dice, no puedo dar mi brazo a torcer.

¿Qué hago, señora? Aconséjeme qué puedo hacer y gracias por leer mi carta.

Enamorada y con Orgullo

Querida Enamorada con Orgullo:

Por lo que me dices en tu carta, me pareces una mujer muy confundida, además es difícil darte algún consejo sin saber qué fue lo que él hizo ‘tan terrible’, como para ganarse tu desprecio.

No obstante, con la información que me das en tu carta, te puedo comentar que veo tres aspectos fundamentales en tu proceder:

  1. Ya no sientes lo mismo por él.
  2. Tu orgullo no ha disminuido en el año que tienen separados.
  3. Cuando pasas por su casa ‘quisieras’ que él cruzara la calle para alcanzarte y tratar de convencerte que vuelvas con él, pero como no lo hace te sientes ofendida o frustrada.

Ahora bien, analizando esos tres puntos yo creo que ya no hay nada que puedas hacer al respecto.

Ese romance parece que ya murió tanto en ti como en él. Y hasta me atrevería a decirte que en ti ya no es amor, ya es un malsano capricho.

Mi consejo para ti sería que empieces a buscar por otros lados un nuevo amigo, novio, amante o que le quieras llamar, pero rogando a Dios que no te vaya a hacer lo mismo que hizo éste para alejarte.

Te deseo buena suerte.

More From The Author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *