Edición Salud

Su prima abusa de ella y no sabe qué hacer

Salir avante de problemas no es sencillo, en especial si no se cuenta con ayuda. Por eso la “Doctora Consejos”, es una sección que espera ser una guía para quienes no encuentran la salida. El caso de hoy es:

Querida Doctora Consejos:

Yo tengo un negocio donde vendo ropa, mi clientela ya es de muchos años y me compran porque les dejo en dos pagos la mercancía.

Tengo una prima que viene a comprar cada vez que sabe que recibo mercancía nueva. Ella no me paga a tiempo y me hace hacer muchos corajes para que me pague. Cuando ya me ve muy enojada, me da la mitad de lo que me debe y cuando le quiero cobrar la otra mitad me dice que lo que me dio era la segunda mitad y que ya estamos a mano, eso me da mucho coraje y pierdo dinero con ella. Pero lo que más coraje me da es que si no le vendo se queja con mi mamá y con su mamá que son hermanas. Les dice que a mí sólo me importa el dinero y que no me importa la familia, mi mamá dice que aunque pierda le siga vendiendo porque la familia es la familia.

Quiero que me dé su consejo porque voy a usar la revista para hacer lo que usted diga y para enseñarle a mi mamá y mi tía.

— La Enojada

Querida Enojada:

Hay un dicho en inglés que dice: “Si me engañas una vez, la culpa es tuya. Si me engañas dos veces, la culpa es mía”. Aunque ella sea tu pariente no tiene derecho a hacerte trampa.

Si ella no paga a tiempo o paga solamente la mitad y eso te altera al grado de hacerte enojar, te está robando algo más qué dinero.

Te está robando la paz espiritual y la alegría de hacer negocio para ganarte la vida, no puedes permitirlo.

Dile que el cuidar de la familia es una avenida de dos carriles. Uno de ida y otro de vuelta y ella no está cumpliendo su parte en el momento en que cree que tu tienda es un ropero abierto para que ella tome libremente lo que necesite.

Con mucha cortesía, pero con firmeza, dile que de ahora en adelante, le vas a vender solamente de contado (y puedes hasta ofrecerle un descuento, si así lo deseas).

Mantente firme. No aceptes chantajes. Verás que si lo haces te vas a sentir orgullosa de ti misma por hacerte respetar.

More From The Author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *