Estilo de Vida Salud

Una decisión difícil de tomar… ¿Cuándo no ir a trabajar si estas enfermo?

Tres de cada cuatro empleados acude a su puesto de trabajo con gripe o con otras patologías, arriesgando a sus compañeros de trabajo de algún contagio.

Un reciente estudio realizado por investigadores de Reino Unido y Canadá sostiene que el ‘presentismo laboral’, se produce principalmente por dos motivos. Hay empleados que acuden a trabajar a toda costa, pase lo que les pase, por su enorme sentido de la responsabilidad, tan grande como el error que cometen al hacerlo. Otros simplemente sufren las consecuencias de su elevada inseguridad laboral, según se desprende del estudio publicado en ‘Journal of Occupacional Health Psicology (‘Diario de Psicología de la Salud Laboral’).

Investigaciones recientes señalan que tu desempeño será bajo, es más probable que cometas errores y vas a estar menos alerta.

Además, puede que te conviertas en el enemigo público número uno entre tus colegas: no es nada agradable el sonido de tos seca en el cubículo de al lado, ni las reuniones de equipo con alguien que se sopla la nariz a cada rato.

Pero ¿Cuándo se está lo suficientemente mal como para quedarse en casa? Según la Universidad de East Anglia, se produce por una combinación de estrés, trabajos de alto nivel de exigencia y el miedo a perder el empleo.

El sentido común debería indicar cuándo tienes que quedarte en casa, pero cómo informarlo a tu jefe es otra historia. No existe manera objetiva de medir cuán enferma debe estar una persona para quedarse en casa, por lo que tomar la decisión de llamar es más difícil.

“Hemos detectado que las personas que se encuentran muy involucradas con sus trabajos y muestran tendencias adictivas a sus empleos tienen menos probabilidad de tomar días libres por enfermedad, sin importar lo mal que se sientan”, dice Gail Kinman, profesora de psicología de la salud ocupacional en la Universidad de Bedforshire, en Reino Unido.

En ese sentido, en nuestra decisión también influye el comportamiento de nuestros jefes como modelos a seguir cuando se trata de enfermedades.

“Si tu jefe es un exponente del ‘presentismo’, es posible que espere esa misma actitud por parte de su equipo”, agrega Kinman.

Cabe mencionar que, de acuerdo con otra investigación de la Universidad de East Anglia, las personas que se sienten presionadas o estresadas por la actitud de colegas o jefes, suelen ir enfermas al trabajo en la misma medida que aquellas que se encuentran muy motivadas. Si tienes un jefe que nunca falta por enfermedad, es posible que tú también trates de no ausentarte nunca.

una-decision-dificil-de-tomar_1

Regresa a la cama

Es solo un pequeño resfriado, piensas. Después de todo, solo has estornudado un poco y la nariz está levemente tapada, te dices. Así que te levantas y sales a las oficina. Pero en realidad, si te sientes ligeramente enfermo, es posible que lo mejor sea que te quedes en casa descansando, antes que todo empeore. Michael Tam, médico especialista en medicina general, aconseja descansar cuando el resfriado está en su etapa inicial, especialmente si trabajas con personas, en hospitales o en hogares de cuidado de niños o ancianos.

El problema del pago

En Estados Unidos y algunos países, principalmente asiáticos, hay poca o ninguna garantía de pago. Por ello, la investigación de Kinman revela que en algunos sectores profesionales donde el pago o la seguridad laboral dependen de asistir al trabajo es más probable que la gente vaya enferma a trabajar, como resulta lógico…

More From The Author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *