SALUD Y BIENESTAR - Conozcamos Nuestro Organismo

¿Cuán Importante es el Sentido del Tacto?

Sabía usted que si a los bebés no se les toca, se les acaricia o se les carga en brazos, su desarrollo físico y mental se retarda considerablemente, e incluso algunos llegan a morir...? Esto se descubrió antes de la Primera Guerra Mundial, cuando unos visitantes que recorrían un hospital infantil de Alemania notaron que una mujer, de avanzada edad, iba y venía por las salas cargando a horcajadas sobre la cadera a uno de los enfermitos. El director del hospital les explicó que cuando los médicos habían hecho ya todo lo posible por un niño sin que mejorara, se lo encargaban a esta mujer, quien con sus mimos y cuidados siempre lograba sacarlos adelante. El Tacto... muy importante Un reciente estudio hecho en Estados Unidos, encontró que los bebés prematuros que sólo recibían los cuidados rutinarios del hospital aumentaban de peso lentamente, lloraban con más frecuencia y eran menos activos que aquellos a los que las enfermeras cargaban y acariciaban regularmente.

Obviamente, el sentido del tacto es de vital importancia, no sólo para los bebés, sino para todos en general. En los adultos por ejemplo, tocar a los demás y ser tocado contribuye muchísimo al equilibrio emocional de una persona. Además de todo esto, los receptores sensoriales de la piel son una de las principales fuentes de información sobre el mundo exterior y nos previenen del peligro. Si la piel no reaccionara al dolor, nos quemaríamos gravemente antes de darnos cuenta de que estábamos tocando un objeto ardiendo. Se puede vivir sin el sentido de la vista, el oído, el olfato y el gusto, pero no sin la sensación del tacto, el dolor, el frío o el calor. Nos podemos dar idea de la importancia de este sentido por las numerosas y variadas expresiones que hacen referencia a él en el lenguaje cotidiano, por ejemplo: Describimos a una persona diciendo que es áspera, o por el contrario, que tiene una sensibilidad a flor de piel; se reconoce el mérito de alguien que tiene mucho tacto, pero procuramos alejarnos de aquel que está de mírame y no me toques. Tomando en cuenta lo que hemos visto, no puede extrañarnos que el tacto sea uno de los primeros sentidos que se desarrollan en el ser humano.

Joomla25 Appliance - Powered by TurnKey Linux