SALUD Y BIENESTAR - Conozcamos Nuestro Organismo

La Orina... ¿De qué está compuesta y cómo se elimina?

El compuesto más abundante en la orina, es el agua. Su proporción exacta varía de acuerdo con el estado de salud de cada uno, lo que haya comido o bebido y el ejercicio que haya hecho, pero generalmente constituye alrededor de un 95% de la orina.

Los Desechos de la Orina

Al quemar caloría para obtener energía, las células producen sustancias residuales que podrían destruirlas si se acumularan en su interior. Para que esto no ocurra, los desechos metabólicos no se quedan en los tejidos, se vierten en la sangre y son conducidos a los riñones a través del aparato circulatorio. Al filtrar la sangre, los riñones conservan los elementos útiles y se deshacen de los que resultan nocivos o innecesarios, formando con ellos la orina (un líquido acuoso transparente y amarillento, de olor característico) que fluye continuamente y se almacena en la vejiga.

Al orinar se desechan los productos nitrogenados (urea, ácido y creatinina), que quedan como residuos durante el desdoblamiento de las proteínas, los ácidos nucleicos y la creatinina. También se elimina así el exceso de sodios, potasio, calcio, magnesio, hierro, bicarbonatos, fosfatos, sulfatos y cloruros.

La cantidad total del agua que hay en el organismo permanece constante, con sólo ligeras variaciones, independientemente de la cantidad de líquidos que tomemos. Los que se encargan de mantener este equilibrio son los riñones, que aumenta o disminuyen la proporción de agua en la orina según la que hayamos absorbido. Los riñones están continuamente produciendo orina (cada día filtran 180 litros de sangre y producen una media de 1,5000 mililitros de orina) que gotea las 24 horas del día en los uréteres, dos tubos delgados de 4 a 5 mm de diámetro y de 25 a 30 cm de largo que conectan los riñones con la vejiga.

Las paredes musculares de los uréteres se contraen de vez en cuando creando ondas perisálticas que impulsan la orina hacia la vejiga. En este saco muscular con gran capacidad de expansión se acumula la orina hasta el momento de la micción. Entonces la vejiga se contrae y expulsa su contenido a través de la uretra, un tubo corto que se abre al exterior; la misma onda de contracción cierra los uréteres impidiendo así que la orina regrese a los riñones.

Joomla15 Appliance - Powered by TurnKey Linux