SALUD Y BIENESTAR - Remedios Caseros

La Papa

Botiquín de Cocina:

Por: Sylvia Carlock

 “Tener al alcance de la mano” se dice cuando algo que se puede tener o hacer fácilmente. Es un refrán popular muy adaptable para comenzar una nueva serie de remedios caseros que se pueden aplicar con yerbas y alimentos que por lo general tenemos disponibles en la cocina.

   Iniciamos la serie con la papa, un alimento considerado como el más completo en nutrientes y benéfico para la salud, ya que proporciona mucha energía, contiene vitaminas y minerales como potasio, calcio fósforo y hierro.

     Agua de papa para varios males
  El agua que resulta de cocer las papas es rica en minerales y se obtiene así: se lavan bien las papas y después se ponen a cocer en una olla con agua. Cuando están cocidas, el agua que queda en la olla se puede beber dividida en tres tomas: mañana, tarde y noche.

  Beneficio: Esta agua medicinal ayuda a limpiar los riñones y el hígado. Elimina el ácido úrico y es excelente en casos de gota y endurecimiento o dolor en las articulaciones.

    Cataplasma para sanar la piel.
  Beneficio: La papa se ralla y se usa como cataplasma para disolver tumores, ablandar abscesos y en quemaduras leves.

  En casos de un dolor neurálgico (un dolor que sigue la ruta de un nervio), la papa rallada se aplica sobre el área del dolor, mientras la persona se relaja, un mínimo de 30 minutos.

    En rodajas para disolver hematomas:
  Cuando una persona recibe un golpe, se puede poner sobre el área afectada, unas rodajas de papa.
 Beneficio: Esto ayuda a disolver o prevenir la formación de hematomas y a desinflamar el área afectada.

    Limpieza de estómago e intestinos
  Pele una papa cruda y pártala en trozos pequeños. Póngalos en un vaso con agua y agregue una pizca de sal marina. Esta agua se bebe en ayunas.

  Beneficio: Esta agua de papa sirve para calmar el estómago que está inflamado, para neutralizar acidez y para limpiar los intestinos.

    En casos de inflamación
  Ponga a hervir dos o tres papas. Cuando estén cocidas, aplástelas como si fuera a hacer puré y póngalas en un trapo limpio de algodón. Mientras aún están calientes, aplíquelas sobre el área inflamada (puede usar una toalla ligera para proteger la piel de la persona) y déjelas sobre la piel hasta que se enfríen.

Para llagas o áreas de la piel que no quieren sanar
Ralle una papa, agregue una cucharada de leche y aplique directo sobre el área afectada.
 Antes de poner en práctica este o cualquier otro remedio casero, consulte a su médico. Preguntas, comentarios: 7271 Garden Grove Blvd. Suite E, Garden Grove, CA 92841. Por correo electrónico a: This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it. y por fax al (714) 274-7199.

Joomla25 Appliance - Powered by TurnKey Linux