Temor entre soñadores de perder beneficios de DACA

 

Albuquerque (NM), 22 dic (EFEUSA).- Jóvenes soñadores de Albuquerque y otras ciudades de Nuevo México se encuentran preocupados ante la llegada del nuevo inquilino de la Casa Blanca, el republicano Donald Trump, por temor a que vayan a perder los beneficios logrados con el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), que ha cambiado la vida a muchos de ellos.
Josué De Luna Navarro, un joven que fue traído por su familia a la ciudad de Santa Fe cuando tenía 9 años de edad, manifestó que no supo lo difícil que era ser indocumentado hasta que inició sus estudios universitarios.
“Yo crecí indocumentado, en un concepto de qué bueno, no tengo papeles pero no sé cómo se siente. Cuando inicié la universidad me sentí por primera vez segregado y empujado por el mismo sistema de que no, no naciste aquí, no tienes papeles, entonces no eres de aquí”, expresó el joven.
Doce años después de su llegado al país, la vida de este joven inmigrante cambió desde que ingresó al DACA, el programa federal aprobado por el presidente Obama en el 2012 que permitió a inmigrantes indocumentados menores de 15 años obtener una visa de trabajo siempre y cuando continuaran sus estudios y no cometan delitos.
No obstante, pese a que Obama pidió a Trump no derogar o eliminar el programa, jóvenes como De Luna temen por lo que pueda venir y han decidido tomar cartas en el asunto acompañados por la organización Dream Team de Nuevo México con el fin de proteger los derechos de las familias inmigrantes.
Jazmín Irazoqui, organizadora de los eventos que congregan a los jóvenes de la organización a lo largo del estado, resaltó la importancia de defender los derechos de los inmigrantes indocumentados en estos momentos.

 dapadaca
“Es importante defender y mantener la pelea por nuestras licencias, sobre las leyes que tenemos para que los estudiantes puedan ir a la escuela, a la universidad. La lucha por crear lugares santuarios, espacios seguros para la comunidad inmigrante, donde sientan que tienen aliados. Es primordial en nuestro trabajo con los inmigrantes indocumentados”, manifestó Irazoqui.
Aunque Albuquerque no pertenece a las ciudades santuario, los jóvenes soñadores aseguraron que seguirán peleando por crear lugares en los que la comunidad de indocumentados que buscan un mejor futuro reciban la orientación adecuada en la lucha por sus derechos migratorios.
“Hay un fuerte contraste entre vivir aquí y vivir en México, en la pobreza. Las ciudades santuario difieren de un lugar a otro, pero en última instancia rodean la protección de los

Pepe de la Torre

Pepe De La Torre

More From The Author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *