ACLU presenta informe que denuncia negligencia de ICE en centros de detención

EFE


La Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) presentó hoy un nuevo informe que denuncia casos de extrema negligencia y violaciones médicas generalizadas de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) que resultaron en las muertes de al menos ocho inmigrantes en centros de detención del país…

El reporte “Negligencia fatal: como ICE ignora las muertes en detención” se llevó a cabo en conjunto con el Detention Watch Network (DWN) y el National Immigrant Justice Center (VIJC).
La investigación de 28 páginas examina las violaciones al protocolo médico establecido por ICE en los centros de detención que jugaron un papel significativo en la muerte de ocho detenidos entre el 2010 y el 2012.
La información está basada en los mismos reportes de investigaciones hechas por investigadores federales de la Oficina de Vigilancia de Detenciones (ODO) de ICE hechas antes y después de las muertes en los centros de detención y donde se reconocieron estas fallas en el sistema.
ACLU obtuvo la información utilizada en el informe a través de una petición legal a la agencia federal.
“Con frecuencia vemos que los estándares establecidos por ICE varían en cada centro de detención”, dijo durante una conferencia de prensa vía telefónica Dora Schriro, exasesora del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) bajo la administración de la secretaria Janet Napolitano.
La investigación indica que se han reportado un total de 56 muertes de inmigrantes indocumentados mientras se encontraban bajo custodia de ICE durante la presente administración del presidente Barack Obama. De estos, seis han sido clasificados como suicidios.
El reporte se enfoca solamente en las ocho muertes reportadas donde ODO identificó fallas en el protocolo médico establecido, clasificando cuatro de estos fallecimientos como “prevenibles”.
Entre las fallas que se encontraron se destaca que ICE no cumplió con las necesidades médicas de los detenidos a tiempo y no envió a las personas enfermas con proveedores de cuidado médico especializado o servicios externos como son los hospitales.
El reporte detalla también que ICE no revisó adecuadamente a los detenidos para detectar enfermedades y aseguró que existe un problema en la cadena de comunicación ya que al transferir un detenido de un centro a otro su expediente médico no viaja con él, por lo que uno nuevo se inicia.
Una de las ocho muertes en el reporte es la de Evalin Ali Mandza, de 46 años de edad y originario de Gabón, quien murió el 12 de abril del 2012 en el Centro de Detenciones de Denver en Aurora, Colorado.
De acuerdo a la investigación de la muerte, el hombre murió de un paro cardiaco debido a que ICE retrasó las llamadas al número de emergencia 911 para trasladar al inmigrante a un hospital.
La llamada se hizo una hora después de que se reportara un “código azul” debido a los problemas médicos que presentaba el paciente, incluyendo intensos dolores en el pecho.
Otro caso es la muerte de Pablo Gracida Conte, de 54 años y originario de México, quien falleció el 30 de octubre del 2011 en el Centro de Detenciones de Eloy en Arizona.
Gracida murió de una enfermedad cardiaca después de cuatro meses durante los cuales solicitó persistentemente tratamiento médico que fue ignorado.
“Algo que nos preocupa es que en vez de que se utilicen estos mismos reportes hechos por ICE donde se han detectado fallas para corregirlas, estas sean repetidas nuevamente”, dijo en la misma conferencia de prensa Carl Takei, abogado con ACLU.
El reporte concluye con varias recomendaciones como dejar en libertad de inmediato a los indocumentados con serios problemas médicos o mentales y terminar de inmediato los contratos con los centros donde se han registrado muertes que pudieron prevenirse (como el centro de Eloy en Arizona).
También recomendó aplicar el protocolo médico establecido por ICE en todos sus centros de detenciones y discontinuar los contratos donde no se cumplan, requerir que ICE entregue de forma rápida todos los documentos relacionados con las investigaciones de una muerte ocurrida bajo su custodia, así como desarrollar un plan cuando se ha detectado que una muerte pudo haber sido prevenida.
Los autores del informe esperan que estas recomendaciones puedan ser aplicadas en los últimos meses que restan a la administración Obama.
Por su parte, la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) indicó como respuesta al reporte en declaraciones enviadas a Efe, que esta agencia está comprometida en proporcionar un ambiente humano y seguro para todos los que se encuentran en custodia.
“ICE toma seriamente la muerte de cualquier persona ocurrida bajo su custodia. Bajo los protocolos establecidos, la muerte de un detenido inicia una investigación inmediata sobre las circunstancias del fallecimiento”, escribió la agencia federal.
“Es por ello que muchos de los descubrimientos citados en este reporte son el resultado de la exhaustiva revisión hecha por la ODO de ICE”, concluyó.

Avatar

Ruby Limon

More From The Author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *