LOADING

Type to search

Alaska

Avatar
Share

Esta semana iniciemos nuestro viaje imaginario a través de los Estados de la Unión Americana, volando hacia el norte y aterrizando en este bello estado de climas variados y muy extremos, Alaska. Pero

Esta semana iniciemos nuestro viaje imaginario a través de los Estados de la Unión Americana, volando hacia el norte y aterrizando en este bello estado de climas variados y muy extremos, Alaska. Pero primero debemos saber que fue en Enero de 1959, cuando este territorio se constituyó en el 49avo. Estado de la Unión Americana, y que su capital es Juneau…. Ahora sigamos y enterémonos de mucho más. Está situado en el extremo noroeste del continente americano, se halla bañado por los océanos Ártico y Pacífico, comparte frontera con Canadá, y está separado de Rusia por el estrecho de Bering.

Su población compone de un 74,4% de blancos; el 16,2% de nativos americanos, el 4,5% de origen asiático o del Pacífico, 3,9% negros y este mismo porcentaje de población hispana. En este grupo, los hispanos de origen mexicano y puertorriqueño son los más abundantes.

ALGO DE SU HISTORIA

Alaska fue visitada por primera vez por los rusos Semen Dezhnev, en 1648, y Mikhail Gvodzev, en 1730. Sin embargo fue la expedición del marino danés, Vitus Bering en busca del paso del noroeste (que hoy en su honor lleva su nombre), la que dio a conocer la existencia de este subcontinente en lo más alto de la América del Norte. A partir de entonces, españoles, franceses, británicos y rusos organizaron expediciones para conocer los recursos de este estado.

Los rusos, que se habían expandido desde Siberia, terminaron tomando posesión del territorio donde establecieron un gobernador en 1790, Alexander Baranov; quien se encargó de fundamentalmente en el comercio de pieles. Para ello, en 1799 Rusia creó una empresa estatal, la Compañía Ruso Estadounidense. Las compañías norteamericanas, sin embargo, comenzaron a mostrar un interés cada vez más creciente en aquel frío territorio: crearon vínculos con los rusos, proyectaron en 1860 construir una comunicación telegráfica que uniera esta tierra con Rusia y Estados Unidos y organizaron expediciones tanto científicas, como de exploración económica.

Su interés por este territorio culminó en 1867 con la adquisición de Alaska por 7,2 millones de dólares, esto debido al desastroso fracaso de Rusia en la Guerra de Crimea, que fue lo que convenció al Zar a aceptar dicha oferta. Estados Unidos trató durante las primeras décadas del siglo XX de mejorar las comunicaciones (sobre todo para conectar Alaska con el resto de los Estados Unidos por ferrocarril), y promover la colonización del valle del Matanuska. Sin embargo, la Segunda Guerra Mundial y las batallas navales en las islas Aleutianas con Japón cambiaron el rumbo de la política de los EE.UU., en los asuntos de Alaska.

ALGO DIGNO DE CONOCER

Alaska, con sus extensos trechos de naturaleza primitiva, es muy posible que sea el estado más bello de este país. Su nombre proviene de una palabra esquimal que significa “tierras grandes”, palabra que precisamente empieza a describir sus costas casi infinitas, sus innumerables entradas de agua y fantásticas cadenas montañosas cubiertas de nieve. El aspecto más impresionante de Alaska es su tamaño. Cubre casi 600.000 millas cuadradas, con más de 33.000 millas de costa y 1.800 islas. En su interior hay más de 50.000 glaciares, 3.000 ríos y tres millones de lagos. En esta tierra están 17 de los 20 picos más altos de Estados Unidos, entre ellos el monte Denali, con una impresionante altura de 20,320 pies sobre el nivel del mar. Los días de verano y las noches de invierno son muy largas en estas altas latitudes. Si viaja un poco más al norte de Alaska, los días de verano pueden llegar a durar 22 horas. Los nativos de Alaska la llaman “la tierra del sol de medianoche”. Igualmente largas son las noches de invierno, que a menudo traen despliegues espectaculares de luces celestiales en movimiento conocidas como Aurora Boreales.

Alaska posee muchas atracciones

El pintoresco paisaje de Alaska puede ser dividido en varias áreas distintas que tienen a la ciudad de Anchorage como su centro económico. También están Copper Valley, el Valle Mat-Su, la Península Kenai y la Zona de Recreación Chena River, todas ubicadas cerca de Anchorage y pueden ser accedidas fácilmente por auto o ferry. Muchas excursiones en crucero y en botes de alquiler salen de Anchorage, para visitar los hermosos fiordos de Kenai, las Islas Kodiak, con su abundante vida salvaje. Desde aquí también puede visitar las Islas Aleutianas del brazo sudoeste, pero necesitará hacer un viaje en barco bastante más largo o bien viajar en avión.

Pero le aseguro que quedará enamorado de este estado, no importa si es cazador, pescador, fotógrafo, naturalista, amante de la nieve o alguien que simplemente disfruta de la naturaleza salvaje intacta.

Pero si viaja a allá, ya sea en verano o invierno, debe recordar que ésta es todavía una tierra salvaje y debe tomar precauciones de seguridad, los inviernos son duros y devastadores, así que asegúrese de empacar mucha ropa para climas fríos. Durante los veranos, los peligros más grandes son los osos. Hay quienes recomiendan atar campanitas a su mochila y siempre llevar un spray de autodefensa… ¿Se anima a conocer Alaska

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux