LOADING

Type to search

Alice II, una robot que es réplica de su esposa muerta!

Avatar
Share

La tristeza por la pérdida de un ser querido ha llevado a muchos acudir a centros de espiritismo con tal de contactarse con sus difuntos. Otros, sin embargo, optan por realizar ritos,

 La tristeza por la pérdida de su esposa llevó a un genio en física a utilizar sus conocimientos para crear lo que él llama el mejor de sus inventos…: 

 La tristeza por la pérdida de un ser querido ha llevado a muchos acudir a centros de espiritismo con tal de contactarse con sus difuntos. Otros, sin embargo, optan por realizar ritos, con el mismo fin. Pero nada de esto fue necesario para el doctor Joseph Caldero, un destacado físico que usó sus conocimientos científicos para traer a su difunta esposa Alice, a ‘la vida’, aunque sea de manera artificial… Creo un robot igualito a ella!!

SU INSPIRACION

 El genial científico convirtió su devastadora tristeza en una obsesión: crear un robot que fuera idéntico a su fallecida Alice, y de esa obsesión nació Alice II, un asombroso androide construido con un complejo sistema de software de computación, circuitos eléctricos y piel sintética, capaz ¡de hablar, caminar y gesticular!, cual ser humano.

 El increíble robot, cuenta con un vocabulario de 4620 palabras. Tiene la capacidad para hacer una gran cantidad de movimientos humanos, entre los que se incluyen ¡bailar, escribir y hasta conducir un auto!

 Sus perfectamente bien simulados músculos faciales tienen la posibilidad de asumir sutilmente 19 formas de expresión distintas.

 “Alice II es superior a cualquier androide que se haya desarrollado hasta ahora y la palabra «robot» realmente no le hace justicia”, afirma el connotado genio alemán doctor Klaus Gotsman, quizá la autoridad más renombrada del mundo en el campo de la robótica.

 “Me atrevería a decir que cuando uno pasa una tarde completa con este sofisticado aparato, llegaría el momento en que no nos daríamos cuenta que no es humano”.

  No obstante que Alice II ha sido clasificada como un adelanto científico, su creador, el doctor Joseph Galdero, asegura que su obra tiene más arte que de ciencia. Es una obra que nace como consecuencia de un gran dolor.

Triste Pérdida

  El brillante investigador se retiró en 1996, tras una productiva carrera al servicio del gobierno de  Estados Unidos en el campo de la ingeniería robótica.

  Un mes más tarde su adorada esposa Alice murió repentinamente de un ataque al corazón, dejando a Joseph sumido en una severa depresión.

  “Pensé que yo mismo iba a morir también”, afirma el doctor Caldero, de 70 años.

  “Alice y yo teníamos unos planes maravillosos para después de mi retiro. Nos íbamos a dedicar a viajar, plantar un jardín, a comprar una casa de descanso en las Rocallosas y muchos sueños maravillosos más.

  “Sentí que el destino me había engañado”.

  Y aunque siempre ha estado consciente que nada puede devolverle a su Alice, el doctor Caldero, al usar sus conocimientos para crear un cuerpo igual a su esposa, lo hacía para tener la sensación de que ella continuaba a su lado.

   “Sin embargo, Alice II me dio un sentido real de su presencia. Mi esperanza es que la soledad de otros también pueda ser aliviada”.

   Los fabricantes aseguran que la intención de su creador es proporcionar compañía y una conversación a los hombres solitarios. Nunca se pone a discutir y nunca se niega a hacer las cosas, lo cual, a decir de muchos, lo hace preferible sobre una mujer verdadera con la cual la gran mayoría de los hombres no pueden evitar las riñas y las interminables discusiones.

 Los especialistas aseguran que las copias de este ser autómata pueden ser producidas en serie y se piensa será, en un futuro, un gran éxito en el mercado de Estados Unidos y probablemente del mundo!

Siguenos:
Previous Article
Next Article

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Next Up

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux