LOADING

Type to search

Alimentos que sin ser afrodisíacos… incitan a la pasión!

Avatar
Share

Se dice que el camino hacia el corazón de un hombre es el que se dirige hacia su estómago. Y aunque esto no necesariamente siempre es cierto, de hecho, son muchas mujeres lo han escuchado y lo hacen.

Se dice que el camino hacia el corazón de un hombre es el que se dirige hacia su estómago. Y aunque esto no necesariamente siempre es cierto, de hecho, son muchas mujeres lo han escuchado y lo hacen. Cautivan al hombre a través de su cocina! Es decir, con la sutileza e inteligencia característica de la mujer, ésta puede seducirlo utilizando como “arma”, la comida. Cautivar a un hombre a través de la cocina, lleva varios ingredientes fundamentales, que se centran en los alimentos en sí, para lo cual te daremos algunas pautas de comidas que atraen al hombre, y entre ellas encontraremos alimentos afrodisíacos.

Al respecto, y tal vez hasta te resultará gracioso, pero muchos de estos alimentos se ganaron fama de afrodisíacos por su forma, no tanto por su efecto al digerirlos. La banana es un caso típico, o las semillas de calabaza (asociadas con la fertilidad). Se cree que aquellos quienes consumen estos alimentos, les aumenta el deseo sexual. Aunque para muchos otros, es una manera de enviar un mensaje subliminal a su pareja, e incitarle a terminar la jornada con mucha pasión.

Ahora veamos algunos de estos alimentos que son considerados como afrodisíacos, aunque mucha gente no sabe a ciencia exacta el porqué. Albaricoque: Su piel suave, sus formas y sabor dulce, desde hace mucho tiempo han sido considerados por los chinos un símbolo de la sensualidad. Pero no hay prueba científica que esto sea del todo cierto. Plátano (banana): su forma, el sabor, la textura suave, contribuyen a formar una reputación de “despertadores de los deseos sexuales”. Desde el punto de vista químico, el alto contenido de una encima llamada bromelania ayudaría a aumentar la capacidad eréctil del hombre. Esto tampoco se ha comprobado científicamente. Caviar: estas huevas de precios siderales se han ganado la reputación de estimular el deseo sexual. Sirviéndolos sobre tostadas, con queso untable, no falla, aseguran muchos.

Champagne: Desde siempre ha sido un símbolo de lujo en celebraciones, y también es considerado “la bebida del amor”. ¡Hum!… es cuestión de probar! Chocolate: Siempre se ha dicho que el chocolate tiene el poder de aumentar el apetito sexual. Por su contenido es probable que sí sea afrodisíaco. Duraznos: Los chinos han asociado por siglos a los duraznos con la sexualidad a flor de piel. Esto más que nada por  al parecido entre la textura de su cáscara y la de piel, que de alguna forma, es la cáscara del ser humano.

Espárragos: puede ser que por sus tallos firmes evoquen imágenes eróticas. Luego entonces es la imaginación, más que el contenido Higos: la fruta favorita de Cleopatra, junto con su forma, que recuerda las formas de los genitales y además en ellos se pueden dar mensajes imposibles de ignorar. Naranjas: las flores de naranja son el símbolo de la pureza y virginidad. Ciertas costumbres antiguas dan cuenta de que los amantes se daban un baño de inmersión en aguas perfumadas con esencia del naranjo, después de la primera vez que hacían el amor, para asegurarse de una relación de pareja duradera y llena de pasión. ¡Pruébalo!… y suerte!

Ostras (ostiones): Tal vez las ostras sean las más famosas por sus poderes afrodisíacos. Algunos ven una semejanza con las partes  íntimas de una mujer. Sobre todo si se sirven crudas, sobre la mitad de unas de las tapas. Papaya: saboreándola plácidamente, su aroma, su dulzura y textura suculenta invoca pasión. Pepinos: Los pepinos son fáciles de incluir en cualquier plato fresco, su forma es elocuente e incita a todos los sentidos para jugar en pareja.

Peras: Las peras poseen un alto atractivo sensual, sobre todo por la forma tan parecida a las caderas de la mujer. Uvas: Las uvas parecieran ser una de las frutas más antiguas, y su reputación de afrodisíacas es bien conocida. Pero más que nada, porque se prestan a servirlas como postre, dándole uvas en la boca, o dejándoselas arrancar con su boca, mientras tú sostienes el ramo. Eso es muy sensual, ¿no? Como te habrás dado cuenta, muchos de estos alimentos no tienen base científica para decir que son realmente afrodisíacos, sin embargo… ¡Funcionan!!! Por eso, te recomiendo que trates de preparar un sabrosa comida con alguno o varios de estos elementos, aunque no debes olvidar que eres tú y tu pareja, quienes llevan pasión a la comida y a la cocina, ya que es la expresión de amor por el otro que se vuelca en lo que se hace y termina despertando esa pasión, que siempre tenemos latente… Y no olvides, que el amor, ¡es el mejor afrodisíaco que hay!

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux