LOADING

Type to search

Allá en el Rancho Grande.

Avatar
Share

Decía yo, hace un par de semanas, que la fórmula perfecta para echar a perder una reunión familiar o de amigos era comenzar a hablar de política o religión. Pero inspirado en el nuevo escandalito de

Decía yo, hace un par de semanas, que la fórmula perfecta para echar a perder una reunión familiar o
de amigos era comenzar a hablar de política o religión. Pero inspirado en el nuevo escandalito de la ex
“pareja presidencial mexicana” Vicente Fox-Martha Sahagún, se me ocurre que dentro del mundo de la
política SÍ hay algo en lo que prácticamente todos estamos de acuerdo: en que el problema de la inmigración
ilegal, se debe en buena medida, a la enorme corrupción del gobierno mexicano.

¿A poco no?, güeros y morenos, liberales y conservadores, ciudadanos o indocumentados… casi todos,
aquí en Estados Unidos, pensamos que para reducir el flujo migratorio desde la frontera sur, hace falta que
en México haya líderes honestos, realmente capaces de crear nuevos empleos, procurar la salud y brindar
seguridad a las familias.

A Vicente y al PAN se les agradece haber acabado con 71 años de dominio del PRI. Pero más allá de
eso, lo cierto es que millones de mexicanos siguen en la miseria y cientos de miles continúan arriesgando
sus vidas cada año para escapar de ella. Por eso molesta tanto la falta de sensibilidad de los Fox. En vez
de retirarse tranquilamente a disfrutar de su idílico amor en su “ranchito” de San Cristóbal, Guanajuato,
tuvieron la ocurrencia y el cinismo de mostrarle al mundo, a través de una revista para ricos, la increíble
transformación de esta propiedad.

Lago artificial, caballerizas, alberca gigante, muebles de lujo que no lucía al inicio de su gestión. O sea,
(como dicen los chavos): ¿En qué cabeza cabe? Y… ¿de dónde salió el dinero? Supongamos que del
sueldo de Fox, que en seis años habría ahorrado cada centavo, (pues allá los mandatarios no gastan ni en
papel de baño).

De todos modos, eso no justifica embarrarle en la cara a sus “paisanos y sus paisanas” lo bien que les
fue tras ocupar el puesto público de mayor responsabilidad. Luego, en medio del escándalo, se van a
Europa a promoverse para la presidencia de un organismo internacional ultra-conservador. En Roma,
se hospedan en uno de los hoteles más caros, donde la noche cuesta cerca de mil dólares en habitación
“sencilla”. Y cuando una reportera del periódico “El Universal” se comunica al cuarto de los Fox para
pedir una entrevista, Martha, iracunda, le arrebata el teléfono a su marido para gritarle a la periodista que
el “¡PRE-SI-DEN-TE no da entrevistas!”, ¡por favor, que alguien les diga que su sexenio ya terminó!

Para rematar, la declaraciones del ex-mandatario priísta Miguel de la Madrid (aquel que no supo qué hacer
cuando los temblores del 85) Cuestionado sobre los cerca de 25 millones de dólares al año que cuestan los
seis ex-presidentes mexicanos a su pueblo, dijo que a él le parecía “adecuado” que cada uno tenga casi 50
elementos de seguridad y 20 asistentes personales. Dijo también que si les quitan todos estos “apoyos”,
como proponen ahora algunos diputados, eso sería “injusto”, al menos para él. Ja, ¡por eso estamos como
estamos aquí y allá…! Digan lo que Digan.

Envía tus comentarios a: jmsamano@aztecaamerica.com
No te pierdas a José Martín Sámano en el Noticiero Nacional de Azteca America, de lunes a viernes a las 6:30 pm.
Sólo por Azteca America, canal 54.

Siguenos:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Next Up

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux