LOADING

Type to search

Amores caninos cibernéticos!

Avatar
Share

No sólo los humanos pueden entrar al mundo del ciberespacio en busca de una que otra aventurilla. Ahora también los perros navegan en busca de un amor.

Navegan en busca de su media naranja

No sólo los humanos pueden entrar al mundo del
ciberespacio en busca de una que otra aventurilla.
Ahora también los perros navegan en busca de un
amor.

Lo hacen a través de una agencia matrimonial para
perros, un nuevo servicio que ofrece una veterinaria
establecida en Madrid.

La idea se le ocurrió a Elisa Reyna, médica veterinaria
de 32 años y socia de la empresa Pet a Porter
una cadena de tiendas especializada en cuidados y
atenciones para perros.

“La gente venía y nos preguntaba todos los días si
sabíamos de algún perro o perra de alguna determinada
raza porque querían cruzar a sus mascotas”,
comenta Reyna.

Perfiles perrunos

La agencia matrimonial para perros funciona como
los portales de internet que usan las personas para
encontrar pareja: se cuelgan fotos y un perfil de los
solteros con datos atractivos y simpáticos.

Es así como Gabbi, una terrier blanca de 5 años
con pedigrí de Estados Unidos y que luce una blusa
sexy con estampado de leopardo, espera encontrar
al padre de sus hijos.

Pero en el mundo de los perros, al igual que en el de
los humanos, la prueba del primer encuentro es crucial.
No basta con haber vendido en internet los mejores
atributos como un producto de la mercadotecnia o
con haber colgado la foto más favorecedora y tal
vez retocada digitalmente.

La primera cita define el futuro de la relación porque
si no hay química no hay cachorros.

Carmen Díaz, dueña de una chihuahua y dos dóberman,
cuenta que creía haber encontrado la pareja
perfecta para su perro Pezky.

“Tengo en las islas Canarias un dóberman macho,
al irlo a cruzar no hubo manera… porque la hembra
era una dóberman mezclada con pastor alemán y mi
perro es racista”.

“La perra estaba desesperada levantando la cola y
acosando a mi pobre Pezky pero no hubo manera”,
cuenta Díaz, quién por cierto hace unas semanas
casó a su perra chihuahua con un Petit Kewel.
Y al decir que se casaron es literal, ya que los perros
contrajeron nupcias en un hotel de lujo de Madrid
después de un flechazo de cupido. A la ceremonia
asistieron vestidos con sus mejores galas perros de
todas las razas y todos los colores.

¿Aunque esto le parece una locura?, déjeme decirle
que Sí!, es posible ya que en este ¡Mundo loco,
loco! Todo puede pasar.

Siguenos:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Next Up

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux