LA COLUMNA DEL LIC. VIDRIERA 10 de octubre 2016

Share

Cuando alguien empieza un libro, un estudio, un ensayo, una charla, o un artículo  con el título “La verdad sobre….” casi puedes estar seguro que se trata de otro bu…en hombre, que cree que descubrió América y te va a contar verdades que ya se sabían desde hace mucho tiempo, pero él apenas se enteró y cree que las descubrió. O simplemente te contará que acaba de descubrir que lo que se ha venido diciendo sobre alguna cosa han sido puras mentiras… Eso también puede pasar, porque aunque no lo creas, venimos arrastrando mentiras verdadizadas desde hace siglos y siglos… Por eso estoy preparando yo un ensayo con el novedoso título “la verdad sobre… las mentiras que creemos” .. 

Pero no, no te creas, casi siempre sucede que el que habla de verdades es porque es un  mentiroso… De la misma manera que los más interesados en ordenar el mundo somos aquellos que no podemos ordenar ni nuestras propias casas. Cosa parecida pasa con los que hablan mucho de sexo, casi siempre es porque están poco ocupados en esos menesteres… no aprenden a los que estamos tan ocupados que apenas si nos quedaría tiempo para hablar de… ¿de qué estábamos hablando?

De manera que tú más bien escucha al que no habla. Al que habla mucho escúchalo, si no te queda otra, pero júzgalo… de lucas. Pero al que vive bien, a ese hazle caso aunque no hable, fíjate cómo vive e imítalo. Al que habla mucho, créele poco, créele nada más lo que sostenga con hechos…. Predicadores, sermoneros y discursientos ha habido por millones en la historia de los tiempos y en tiempos de historia, pero si te fijas bien, la historia sólo guarda recuerdo de aquéllos que con su actuar dieron testimonio de lo que enseñaban y platicaban.

Grábate esto en la maceta, sólo pueden enseñar la verdad los que saben vivirla. Los fieles a la verdad, y de esos ha habido pocos y cada vez hay menos.  Tú sé firme en lo que crees, para que no dejes que te hagan creer, porque hoy andan muy entreverados los enemigos de la verdad y los enemigos de la mentira… o lo que es lo mismo, hubo barata en pieles de oveja y todos los lobos compraron. 

Ya no hay la honestidad de la convicción… Aquélla que defendía Voltaire, cuando decía que respetaba al otro decir lo contrario de lo que él creía, con tal que lo dijera por convicción… y por eso era digno de respeto. Ahora cualquier ca…rbón quiere pintar blanco… cualquier ca… rbón vende su pluma, y a un “vendido” no se le puede defender, ni tiene perdón de la Verdad… que es lo mismo que decir no tiene perdón de Dios porque para muchos Dios y la verdad no sólo son compadres, carne y uña, sino que son una y la misma cosa. 

¿Ya está sermoneando otra vez, Licenciado?

La mera verdad sí, es que es tan fácil sermonear…pero ay se me anda acabando el papel y mejor le dejo el sermón al Papa Francisco que se reunió hace unas semanas con periodistas de Italia y les dijo que… “ En el tiempo actual, con un flujo continuo de informaciones en los medios, es difícil llegar a la verdad definitiva”, por eso recomendó “…buscar acercarse lo más cerca posible de la verdad de los hechos y no decir o escribir, jamás, una cosa que se sabe, en conciencia, que no es verdadera”.

Al mismo tiempo urgió a no someter la propia profesión a las lógicas de los intereses de parte, sean ellos económicos o políticos, porque.. “la vocación del periodismo es ayudar a la convivencia social buscando la verdad”.

“Debería siempre hacernos reflexionar que, en el curso de la historia, las dictaduras -de cualquier orientación y color- siempre buscaron no sólo apropiarse de los medios de comunicación, sino -también- imponer nuevas reglas a la profesión periodística”. Dijo el Papa

Y es que hoy en día lo que vemos en periodismo mundial es a los del Sur maldiciendo a los del norte; los del Norte desprestigiando a los del sur… Los de Occidente diciendo que son superiores a los de oriente. Los de Oriente se riéndose de la moderna ignorancia de los de occidente… Y ahora a todos les dio por hacer su guerras en el Medio… Y esos pobres del centro no tienen ni voz ni voto, para desprestigiar a nadie. En este mundo todos acusan a todos. Los malos son los otros… siempre… ¿Y tú crees todo lo que te dicen? Tas hasta la.. hay que pelar la oreja bien para poder analizar…. o mejor no oír… porque el aire está contaminado, hay más mentira que verdad…. ¿o qué?

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux