MLK. DAY: MARTIN LUTHER KING JR UN GIGANTE DE LOS DERECHOS HUMANOS

Share

Martin Luther King, Jr. Day (o el Día de Martin Luther King, Jr.) es un día festivo en Estados Unidos y se celebra el tercer lunes de Enero de cada año. Esta fecha es flotante, debido a que es el lunes más cercano a la fecha de nacimiento del reverendo Doctor Martin Luther King, Jr., que fue el 15 de enero de 1929, en Atlanta, GA.

El Dr. Luther King fue el principal impulsor del movimiento de derechos civiles a través de la no violencia y protestó con éxito contra la discriminación racial en la legislación federal y estatal, por eso se inicio una campaña por un feriado federal en honor de King, que comenzó poco después de su asesinato en 1968. Fue Ronald Reagan quien firmó la fiesta en ley en 1983,  y fue observado por primera vez el 20 de enero de 1986.

Martin Luther King, Jr. (1929-1968) fue un clérigo americano, activista y líder destacado en el movimiento afroamericano de los derechos civiles. Figura icónica en el avance de los derechos civiles en Estados Unidos y en el mundo, usando métodos no violentos siguiendo las enseñanzas de Mahatma Gandhi. En 1964, King se convirtió en la persona más joven en recibir el Premio Nobel de la Paz, en 1935. En el momento de su muerte en 1968, él había reorientado sus esfuerzos en acabar con la pobreza y detener la guerra de Vietnam.  King fue asesinado el 4 de abril de 1968, en Memphis, Tennessee.

Al principio, algunos estados resistieron la observación de la fiesta como tal, dándole nombres alternativos o combinándolo con otras fiestas; pero fue hasta el año 2000, que se observó oficialmente en los 50 Estados por primera vez.

Mucho se ha hablado, y se seguirá hablando, (sobre todo en cada aniversario de su muerte), sobre la vida y obra de este gran líder de los derechos civiles.   Pero también hay mucho que se ha callado sobre el mensaje, el sueño y aspiraciones de Luther King Jr. Lo vemos, sí, luchando contra la segregación en Birmingham (1963);

Lo vemos pronunciando su discurso “I have a dream”,  sobre sus anhelos de armonía racial, en la marcha en Washington (1963); Lo vemos en Selma, Alabama (1965) marchando por el derecho a voto; Pero de ahí en adelante poco se habla de él hasta su muerte en Memphis (1968).

Martin Luther King Jr. no solo luchó por los derechos  de los afro-americanos, por la igualdad entre negros y blancos en este país, También luchó con el mismo ahínco por un mundo sin guerras, con justicia social para todos, un mundo donde los pobres de toda las razas, nacionalidades y credos tuvieran las puertas abiertas a las mismas oportunidades que todos. Un mundo donde las naciones grandes y poderosas no impusieran su voluntad a los pueblos pobres y menos desarrollados por el solo hecho de tener el poderío de las armas, estuvo en contra de la guerra en Vietnam.

Durante 1965-1968 Luther King siguió entregado a su lucha por la justicia e igualdad. Solo que los grandes medios que lo acompañaron en su lucha por los derechos civiles, ya no quisieron acompañarlo en la lucha contra el poderoso sistema de la guerra y la injusta repartición de riquezas en el país.

Pero después que se aprobaron los derechos civiles en 1964 y 1965, King quería más para los pobres. Entendía muy bien que las leyes de derechos civiles, no servían de mucho sin “derechos humanos”. Su lucha ya no sólo era por los negros, era por los pobres, y una mayoría de estadounidenses pobres eran blancos. La desigualdad era mucha y Martin L. K. pedía “cambios radicales en la estructura de nuestra sociedad” para redistribuir riqueza y el poder.  “La verdadera compasión”, declaró Martin Luther King, “es más que arrojar una moneda a un mendigo; se trata de ver que un edificio que produce a mendigos necesita ser reestructurado.”  

King proponía, entre otras cosas, programas de empleos masivos del gobierno para reconstruir las ciudades de Estados Unidos.

Celebrar cada año su nacimiento, ponerle su nombre a algunas calles, levantar una estatua no es suficiente, habría que entender el verdadero mensaje de su lucha, ese sería un homenaje al mártir.  Porque, a poco más de medio siglo después de su asesinato, vemos que se siguen gastando millones en ‘guerras interminables’, mientras se arrojan monedas de limosna a los pobres, a los homeless, a los sin trabajo, a los sin esperanzas…. •        MaSo           

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux