RESPONSABILIDADES QUE NO DEBE ASUMIR EL HERMANO MAYOR

Share

“Cuida de tu hermanito” o “tienes que dar el ejemplo”, son algunas de las frases que repiten los padres a sus hijos mayores, sin darse cuenta de que éstas vienen con unas exigencias emocionales en las que no se tiene en consideración la edad del niño.

No hagas que tus hijos mayores asuman la responsabilidad de cuidar de sus hermanos menores, ellos no decidieron tener bebés y no deben tener la responsabilidad de ser padres o nanas. Los hijos mayores no tienen que asumir funciones que no les corresponden solo por la comodidad de sus padres.

Hay veces que parece inevitable que los hijos mayores acepten esos roles, lo que podría hacer que se comporten de manera que no les toca con la edad que tienen. Esto puede afectar a su desarrollo.

DEMASIADAS EXIGENCIAS:

En ocasiones, las exigencias de los padres hacen que los niños tomen decisiones que no les corresponden, que asuman funciones que no deben ser de su competencia, que cuiden de los hermanos cuando no deberían hacerlo. Los niños, cuando esto ocurre, no encuentran su lugar dentro de la familia porque se sienten obligados a ser adultos cuando en realidad son y deben seguir siendo niños.

Esto implica una gran carga emocional que complica la vida al hermano mayor y hace que se sienta confundido en el papel que le corresponde como hermano mayor y como hijo. Él es hijo y hermano y nunca debería asumir un rol de adulto que no le corresponde de ninguna manera. No importa la edad que tenga, es una carga que no debe asumir bajo ninguna circunstancia, siempre pueden haber otras soluciones donde no se deba obligar al niño a hacer cosas que no le tocan.

Los padres, le dicen al niño que, como es el hermano mayor, le corresponde hacer eso, pero no es cierto. Son responsabilidades de los padres y no de los hermanos mayores.

Por si fuese poco, si los padres siguen dando responsabilidades a sus hijos mayores, que no les corresponden, los niños comenzarán a sentir resentimiento, ansiedad, impotencia… hacia la vida, hacia los hermanos y hacia sus padres. Sentirán que lo que hacen es todo impuesto y que no tienen derecho ni a pensar ni a opinar.

NO COMETAS ESTOS ERRORES: Si tienes un hijo mayor, es momento de que reflexiones para que no caigas en estos errores. De esta manera tu hijo mayor podrá criarse de forma más saludable…  Errores:1) Que el hermano mayor tenga que ayudar al hermano menor en todo lo que necesite, en cualquier momento, sin tener en consideración las necesidades del hermano mayor y anteponiendo las del menor.

2) Que el hermano mayor se convierta en el “hombre de la casa”, o en el caso de que sea niña “en la mujer de la casa”, porque uno de los progenitores no puede hacerse cargo por el motivo que sea.

Decirle una y otra vez al hermano mayor que tiene que ser un buen ejemplo para sus hermanos menores. El ejemplo siempre debe ser de los padres a los hijos y nunca de hermanos a hermanos, esto puede generar rivalidad y resentimientos.

4) No detallar las responsabilidades a los hijos. Es necesario tener en cuenta que las responsabilidades con los hijos dependerán de su edad y de su capacidad para hacer las cosas. Por eso, no se puede equiparar las responsabilidades de los hijos por igual. Y siempre, deben tener un límite en las responsabilidades, ¡deben seguir siendo niños!

SER EJEMPLO DE AUTORIDAD. Los niños no deben ser el ejemplo de autoridad de sus hermanos, ¡deben ser hijos y hermanos, pero nunca autoridad como lo debe ser un padre o una madre!

Siguenos:
WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux