Salud

Desarrolla tu fuerza de Voluntad y Conquista el Mundo!

 

Queridos Lectores…
Hemos hablado bastante de que necesitamos hacer cambios cuando algo no está bien o no estamos felices, pero para realizar estos cambios, tenemos que tener una voluntad fuerte. Mientras más fuerte sea, más éxito tendremos en todos los aspectos de nuestra vida.
   Te dejo con unos consejos infalibles que te servirán para forjar una voluntad a prueba de todo.
1. La voluntad es como un músculo: necesita ejercicio. Y la mejor forma de ejercitarla es empezando con pequeñas metas diarias. Por ejemplo. Si te cuesta trabajo levantarte temprano o acostarte temprano empieza por ahí. Ponte la meta de levantarte todos los días a la misma hora, preferiblemente antes de las 6 am y acostarte todos los días a las 10 pm. Otras meta diaria que te puedes poner es tu comida. Planea lo que vas a comer el día anterior y no comas absolutamente nada más que lo que está en tu plan. Al ponerte pequeños retos y cumplirlos, estarás afianzando tu poder y credibilidad en ti mismo que son los fundamentos de la fuerza de voluntad.
2. La palabra clave para fortalecer tu fuerza de voluntad se llama disciplina. Algunas personas sienten que la vida debería ser más relajada. Yo me cuento entre aquellos que cuando escuchaba la palabra disciplina salía corriendo. De eso hace ya muchos años y gracias a la escuela de la vida comprendí que nunca lograría nada sin disciplina. Y finalmente me volví una persona disciplinada. Yo soy la prueba de que se puede cambiar y que no por el hecho de ser de una forma no puedes llegar a ser quien quieres o necesitas ser para lograr tus metas. Entonces, desde ya, empieza a identificarte con la palabra disciplina que es: –“La capacidad para ejecutar sus actividades cotidianas de forma habitual, organizada y constante.”-
3. Automotivación. Tú tienes que ser tu propio cheerleader, tu propio animador. No hay nadie con quien debas competir y a la vez que te dé más ánimo que tú mismo. Pero ¿cómo hacer para lograr esta automotivación? Por medio de las recompensas. Cada vez que cumplas una tarea o actividad que aunque no querías o te daba flojera te esforzaste en cumplir, ¿quién crees que recibe la recompensa?  Sí, mi querido amigo! Tú y nadie más que tú! Cuando comes lo que debes, cuando haces cosas productivas, cuando no pierdes tu tiempo en cosas inútiles, hay una vocecita interior gritándote… ¡¡Bien Hecho!!!!!
 4. Esfuérzate. ¿Quién dijo que las mejores cosas de la vida son gratis? ¿Quién dijo que el éxito y la felicidad se encuentran a la vuelta de la esquina?? Nadie ha dicho eso porque no es verdad. Todo lo más lindo y que vale la pena se construye día a día y para convertir tus sueños en realidad, sin lugar a dudas, tienes que esforzarte. Haz todo aquello que te da pereza o flojera,  pero que sabes que es bueno y necesario para tu vida y tus propósitos. Verás cómo en pocos días todo aquello que no te gustaba hacer se torna agradable y placentero, porque sabes que estás construyendo tu vida a partir de este esfuerzo.
5.Prepárate. ¿Qué es lo que quieres lograr? ¿Tener una salud excelente y una figura envidiable? ¿Quieres formar un hogar cálido y feliz? ¿Quieres tener ingresos altos? Quieres viajar por el mundo? ¿Qué quieres??? No importa lo que quieras, Tú puedes lograrlo. Apúntale a las estrellas y como mínimo le atinarás a la Luna. Entonces no temas tener grandes aspiraciones, pero prepárate para ellas. Crea un detallado plan de acción para cada objetivo. Recuerda que la voluntad se fortalece con la consecución de cada pequeño objetivo que hace parte de ese elaborado plan de acción.
6. Si te caes, te levantas. No te desanimes si algo no sale como lo planeaste o si fallas en tu objetivo o si por alguna razón llegaras a flaquear. El éxito no es una vía recta hacia arriba. El éxito está lleno de curvas, altibajos, tropezones y caídas, pero aquellos que llegan al final son los que se levantan y continúan firmes con la vista hacia adelante. Siempre avanzando, cada día un poco más e inevitablemente llegarás a la meta. Lo más importante de estos tropezones es aprender de los errores y evitar aquello que te debilita.
7. Reconoce y acepta que eres humano. La belleza de la vida está en la ambigüedad de la misma. No todo puede ser totalmente negro o totalmente blanco. Existen matices y estos matices son los que le ponen color a tu vida. Entonces combina tus objetivos trascendentales de vida como tu salud, bienestar, estabilidad, con objetivos más casuales. Cosas que te hagan sentir bien y que te van a dar balance. No se trata de vivir la vida como si estuvieras en un regimiento militar, no se trata de vivir infeliz a costa de los sacrificios que te exijan tus metas. Se trata de encontrar un balance donde puedas experimentar el gozo de alcanzar tus objetivos y a la vez de disfrutar de los pequeños placeres de la vida que tanto te gustan y que te hacen feliz. Únicamente utiliza tu sabiduría para saber cuándo y cómo darte esos premios sin que esto te aleje del camino que te haz trazado.
Escríbeme. Les agradezco de corazón el tiempo que ponen en comunicarse conmigo. Ten por seguro que, aunque tarde un poco, siempre les responderé. monica@sculptorbody.com
    Bendiciones, Paz, Amor!!

More From The Author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *