Edición Estilo de Vida Familia Salud

La importancia de un… HOGAR

Hoy en día, sobre todo con todos los problemas económicos que existen a nuestros alrededores, y con la dificultad de muchas veces ganar lo suficiente para poder pagar todos los gastos, se nos hace difícil poder pagar nuestra casa, la cual nos costó tanto trabajo adquirir.  Por años y años, sacrificamos muchas cosas que deseamos, con tal de eventualmente lograr adquirir ese pedacito, ese espacio que consideramos, nuestro espacio especial, nuestro hogar. 

Si por mala suerte, por malas decisiones, por problemas económicos, etc., llegamos a perder nuestra casa, y sentimos que se nos acaba el mundo, que no solo perdimos el dinero que invertimos en la compra, sino que perdemos la familia, nuestro nido, nuestra seguridad y estabilidad. 

Sin embargo, hay que cambiar la percepción que tenemos en este tipo de pérdidas… Una casa no es tan importante como muchos pesamos que es.  Una casa son cuatro paredes, generalmente de cartón, y un techo. 

Un hogar es muy diferente. Un hogar está formado de todas las personas que integran a nuestra familia. Un hogar son nuestros padres, nuestros hijos, nuestros rituales y costumbres, un hogar son las tradiciones de ese grupo íntimo de personas llamado familia.  Son los recuerdos y memorias en común, son las celebraciones y los sufrimientos que pasamos juntos.  Son los momentos de felicidad cuando nace un nuevo miembro de la familia, los momentos de júbilo cuando se gradúa uno de nuestros hijos…  Ese es un hogar.    Ese no se pierde así de fácil. 

Es sumamente importante poder separar las dos cosas para poder manejar mejor la posible pérdida de una casa. La pérdida de una casa debe de ser utilizada como una oportunidad para explorar cuáles fueron los obstáculos que nos llevaron a perderla, los obstáculos con los cuales tropezamos, tal vez sin darnos cuenta. 

Tropezar no tiene nada de malo, todo lo contrario, es lo mejor que nos puede pasar.  “el caernos nos da la oportunidad de levantarnos” al caernos, adquirimos la habilidad de aprender el porqué nos caímos, y esto nos ayuda a evitar que nos volvamos a caer. 

Aunque te parezca algo extrañó, tenemos que pasar por estos momentos de sufrimiento en nuestras vidas.  El sufrimiento  esta ahí por algo,  “el sufrimiento nos da la habilidad de apreciar momentos felices”, que tal vez dejáramos pasar sin gran atención. 

Muchas veces nos confiamos de que las cosas siempre nos van a ir bien.  Y no estamos atentos a los riesgos y peligros. Esto nos hace personas descuidadas, y nos pone en riesgo de un sinfín de peligros a los que normalmente no les ponemos atención. Ademas, muchas veces no valoramos los momentos felices, y nos quejamos de que nunca tenemos momentos felices (los quejones… todo me va mal…. nunca me siento bien….siempre estoy sola). 

Por lo tanto, busca esos momentos y aprende de ellos, busca cómo los lograste y duplica la fórmula para poder seguir disfrutando de ellos en el futuro.  El perder a alguien o el perder algo es muy difícil y doloroso.  En el caso de las pérdidas, también hay que ver lo positivo.  “Las pérdidas nos permiten valorar lo que tenemos”

Si pierdes algo o alguien, no solo te hundas en el dolor.  Usa la oportunidad para valorar dos cosas:

  1. Lo que tuviste con esa situación o persona y
  2. Lo que aún tienes. No esperes perder para valorar. Celebra las bendiciones que tuviste en tu vida, y las que aún tienes, y las que tendrás. 

Todas estas situaciones tienen tanto un lado positivo, como un lado negativo.  ¿Cuál lado decides ver tú?  Si ves el negativo, tu vida estará llena de negatividad y de depresión. 

Si ves el positivo, tu vida estará llena de posibilidades. La vida está llena de posibilidades, en tus manos está el alcanzarlas.

Para más información puedes visitar mi Facebook oficial Facebook.com/DoctorEduardoLopezNavarro/

More From The Author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *