Salud

MITOS DE LA VITAMINA D

La vitamina D ayuda al cuerpo a absorber el calcio, uno de los principales elementos que constituyen los huesos. La deficiencia de vitamina D puede llevar a enfermedades de los huesos como la osteoporosis o el raquitismo. De acuerdo a expertos la vitamina D la puedes obtener por tres métodos: a través del sol, de una buena dieta y suplementos, aunque sobre este último método podría haber ciertas dudas… Existen muchos mitos en torno a la vitamina D y aquí los vamos a analizar.

Mito 1: Si usamos protector solar, no obtendremos vitamina D

No somos capaces de cubrir cada nanómetro de nuestra piel con protector solar, y algunos de esos rayos logran traspasar nuestra piel y dejar que la estimulación del proceso siga su curso. Aún así, es necesario tener en cuenta que tampoco debemos sobrepasarnos con el uso del protector, pues una exposición moderada (evitando las horas de 12:00 a 16:00, y tan solo 15-30 minutos) al sol también es necesaria para poder obtener una cantidad correcta de vitamina D, como bien afirma Michael Holick, profesor de medicina, fisiología y biofísica de la Universidad de Boston.

Mito 2: Es necesario hacernos análisis de sangre regulares para prevenir el déficit de vitamina D

Actualmente no hay estudio alguno que apoye el análisis periódico de vitamina D. De hecho, el que más se suele hacer es el de vitamina B12, la cual es responsable de un tipo de anemia llamado anemia megaloblástica, y se suele pedir en casos de anemia de origen desconocido o en individuos de edades avanzadas que, por su dieta o estilo de vida, son propensos a sufrir déficits de vitaminas. Ahora bien, teniendo una edad menor a 65 años, una dieta y exposición solar normales, y ninguna enfermedad de base o síntoma alguno, el análisis de vitamina D no es necesario (y el suplemento de la misma tampoco).

Mito 3: La vitamina D puede prevenir el cáncer

 Sí es cierto que la vitamina D parece haberse relacionado con enfermedades crónicas, como la esclerosis múltiple, la psoriasis, la diabetes, la obesidad o las enfermedades mentales; además de diversos cánceres como el cáncer de colon, tiroides, riñón, útero, ovario, mama o próstata. Pero, actualmente no podemos dar validez al uso de vitamina D como preventivo.

Mito 4: La vitamina D puede obtenerse sólo con la dieta

Como indicábamos al principio, una de las peculiaridades de la vitamina D es su obtención mediante un proceso metabólico que se inicia con la exposición solar. Bien es cierto que muchos alimentos que contienen proteínas animales como mariscos, carne de res, leche y huevos contienen vitamina D, pero su consumo no es suficiente para conseguir el total necesario sólo y exclusivamente mediante la dieta.

More From The Author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *