Salud

PARA RECUPERAR EL OLFATO

El olfato es uno de los sentidos más añejos en la evolución y por tanto es uno de los más ligados a las emociones. Gracias a eso, experimentamos el olor de la comida, que nos atrae, y de los malos olores, que nos alejan. También es la nariz la encargada de avisarnos de algunos peligros. Y es mediante el olfato que experimentamos algunos de nuestros mayores afectos, pues el buen olor siempre nos enamora.

Aunque el olfato no siempre es igual, hay momentos en que podemos incluso perderlo. A esa condición se le conoce como ‘anosmia’. Las causas pueden ser la exposición a gases tóxicos como la contaminación y el humo de la leña, puede ser también por fumar o puede incluso ser por la edad.

No es un problema que no tenga solución, pues es posible recuperar el olfato mediante la regeneración de las células olfativas, localizadas en la nariz. Para eso le presentamos una lista de varios remedios que pueden ayudarle a oler mejor.

Primer remedio: Aceite de ricino.

Dos veces al día, por la mañana y por la noche, caliente usted una cucharada de aceite de ricino hasta entibiarlo. No lo caliente demasiado porque va a colocar una gota dentro de cada fosa nasal y la alta temperatura puede quemarle, lo cual sería contraproducente. El aceite tiene propiedades regenerativas. Si lo aplica por varias semanas, verá cómo mejora su olfato.

Segundo remedio: Vapor con hierbas.

Ponga agua a hervir. Cuando esté burbujeando, póngala a fuego lento y agregue eucalipto o menta o jengibre. Puede ser una, dos o las tres de hierbas. Coloque la cabeza encima del vapor y póngase una toalla encima de modo que el vapor escape lentamente. Repita todas las noches antes de dormir y verá que su sistema respiratorio superior se despeja. Mejorará su forma de respirar y su olfato.

Tercer remedio: Ajo.

Este remedio es complementario a los demás. Se trata de cortar tres dientes de ajo y ponerlos a hervir. Beba el líquido después de colar. Puede endulzarlo con miel. El ajo limpia las venas y las vías respiratorias. Además de que refuerza su sistema inmunológico permitiendo a su cuerpo regenerar las células olfativas.

Cuarto remedio: Pimienta de cayena.

Es especialmente buena para descongestionar. Para poder consumirla, mezcle la pimienta en polvo con miel y tome dos o tres cucharadas al día. La miel le fortalecerá las defensas mientras que la pimienta es un descongestionante natural.

Para obtener mejores resultados se recomienda una mezcla de todos los remedios anteriores. En cosa de dos meses usted deberá pasar de oler mal a tener la nariz como cuando era pequeño o pequeña. También es importante eliminar los humos tóxicos. No se recomienda seguir fumando, pues usted seguirá haciéndose daño en la nariz. También evite los humos de las chimeneas y las fogatas.

Antes de poner en práctica éste o cualquier otro remedio casero, consulte a su médico. Envíe sus preguntas y comentarios a: 16746 Lakeshore Dr, Unit J-K, Lake Elsinore, CA 92530. Por email: consulta@doctoraconsejos.com y por fax al (714) 274-7199. Consulta el Diccionario de Hierbas y de Remedios en www.DoctoraConsejos.com.

 

More From The Author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *