Edición Familia Salud

¿Por qué no hacemos lo que tenemos qué hacer?

Queridos Lectores…

En días pasados tuve la oportunidad de conversar con una persona que tenía problemas de depresión y al leer una de mis columnas, quiso conversar conmigo sobre su problema. Como siempre, escuché atentamente antes de poder darle algún consejo, pero me impactó ver que la mayoría de sus problemas solamente existían en su mente, ¿Por qué? Porque al preguntarle sobre las diferentes soluciones a sus problemas, a cada pregunta su respuesta era, “¡Ohh, sí, eso yo ya lo sé!”. A lo que yo preguntaba, y si ya lo sabes, ¿lo has intentado? La respuesta era no. –“¿Por qué si sabes cuál es el problema, y sabes cuál es la solución no tomas acción y haces lo que tienes qué hacer? El señor tomaba su cabeza entre sus manos como una forma tal vez de aliviar su propia frustración ya que la respuesta a todos sus problemas siempre había estado dentro de él, pero simplemente no tomaba esa acción que necesitaba para cambiarlo todo.

En la mayoría de los casos las personas ya saben la respuesta a sus problemas, el problema es que no hacen lo que saben que tienen qué hacer.

Entonces veamos cuáles son las razones a dicho comportamiento.

Por desidia. Algunas personas siempre están   pensando…mañana lo hago. El lunes comienzo. A partir del próximo mes hago ese cambio radical. Para el año que viene sí voy a cambiar mi vida… Ese patrón es lo más destructivo que existe, porque lo único que hacemos es posponer y posponer las cosas y jamás resultamos haciéndolas. Incluso hay personas que hacen un plan detallado para solucionar su situación, pero siempre encontrarán un motivo diferente para no darle inicio. Y ahí es donde viene el segundo motivo:

Por temor. A las personas por naturaleza el hacer cambios nos atemoriza. No es un temor que se pueda percibir muy fácilmente, por eso es tan dañino, porque lo podemos confundir con otros sentimientos como la desconfianza, o la duda. Nos damos la eterna excusa de…  -no estoy seguro de que esto es lo que quiero hacer.- Pero tras esa duda lo único que existe es temor. Temor al fracaso, y ese temor nos paraliza y no nos deja avanzar. Sobre este punto solo quiero que recuerdes esta frase y la repitas todos los días.. “El éxito está del otro lado del miedo”.

Por comodidad. Nos posicionamos de un papel en nuestra vida el cual hemos venido desempeñando desde siempre, y por esa razón estamos cómodos en esta misma posición. Y así nos sintamos infelices porque sabemos que queremos hacer ese cambio, también tenemos esa vocecita interna que nos dice.. “-así estás bien, así has vivido toda tu vida, qué más da!-“. Pregúntate entonces, ¿vale la pena dejar pasar la vida sin siquiera intentarlo? Sal de tu zona de comodidad y empieza a vivir de verdad.

Por falta de tiempo. No he visto personas más ocupadas que aquellas que no tienen mucho qué hacer. Algunas de estas personas se quejan de que no tiene tiempo de nada porque son ellos los que cuidan a los niños o los mayores de la familia, o que tienen que hacer todas las diligencias que nadie más quiere hacer, o en otros casos que son los encargados del aseo de la casa.

A estas personas yo les digo.. la vida es sólo una. No tienes dos oportunidades de vivir la vida. Sólo una. Y con cada día que pasa, tienes un día menos. Por favor, deja de buscar motivos y pretextos para no hacer algo que te llene de satisfacción. Mira a tu alrededor, cuánta gente no se levanta a las 5:00 am y hace todo lo necesario para él y su familia para salir adelante, cumplir con sus deberes y también tener tiempo para sí mismo.

No hay nada que envejezca, enferme, deprima, y robe la vida como no hacer nada productivo, así que rompe las cadenas del conformismo y haz algo hoy de lo que te puedas sentir orgulloso y te lleve a la cama con una sonrisa de satisfacción.

Querido amigo. Si me has llamado las semanas pasadas y aún no te he regresado la llamada, por favor escríbeme a monica@sculptorbody.com Esta es la forma más segura de comunicarnos, ya que telefónicamente el volumen de llamadas me hace difícil poder llamarles a todos. También puedes seguirme en facebook como Monica Ferguson.

Bendiciones, Paz, Amor!!

More From The Author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *