SALUD

LA DIETA DEL TIEMPO

Estar en forma es importante porque nos hace sentir bien, más jóvenes y más atractivos. Por eso es que los medios de...

Jorge E. Gutiérrez

2018-10-08

Estar en forma es importante porque nos hace sentir bien, más jóvenes y más atractivos. Por eso es que los medios de comunicación están llenos de dietas y de remedios mágicos para bajar de peso y guardar la línea. ¿Qué tal si le dijera que tiene usted a la mano la oportunidad de bajar de peso o mantenerse delgado(a) haciendo pequeños cambios en el tiempo?


La acumulación de grasa en la cintura, las piernas o cualquier parte del cuerpo es una reacción natural del cuerpo cuando la ingesta de calorías es mayor a la quema de calorías. Nuestro cuerpo, hecho para correr y caminar por grandes periodos de tiempo, no está hecho para la vida moderna, donde nos desplazamos sentados y trabajamos igual. Pero no sólo es por los hábitos que engordamos, también tiene qué ver la dieta y la frecuencia de la ingesta.


Todos sabemos que una buena dieta es balanceada, es decir, que tiene un poco de granos, vegetales, fruta, carne y productos lácteos. Sabemos además que una dieta para bajar de peso evita los azúcares y las harinas. Son famosas además las dietas que se basan en frutas y vegetales o en proteínas. Incluso es común que una buena dieta mezcle estos elementos. Pero, ¿qué sabe usted de la frecuencia? ¿Cuántas veces come al día? ¿Sabe que la frecuencia tiene un gran impacto en nuestra forma de retener o eliminar las grasas?


Efectivamente, una buena forma de ganar grasa es hacer un largo ayuno y atiborrarnos de comida por la tarde o la noche. Nuestro cuerpo entonces “piensa” que los alimentos no están garantizados y tiende a retener nutrientes pensando que habrá otro largo ayuno.


Por el contrario, las costumbres más establecidas en nuestras sociedades industriales recomiendan que se hagan tres comidas al día. Un desayuno fuerte, una comida igualmente fuerte y una cena ligera. Esto es una buena alimentación, pero puede ser mejorada. Dos de los países con más gordura en el mundo, como son Estados Unidos y México, tienen la costumbre de tres comidas al día y algo parece no estar funcionando bien.


Sucede que si comer una vez al día es bueno para engordar, hacerlo cinco veces al día es bueno para adelgazar. Esa es la costumbre en Francia, país donde la gordura es rara y la gente suele ser delgada. La explicación es fácil. Cuando nuestro cuerpo “siente” que la comida está asegurada, no guarda reservas porque no lo siente necesario. Se trata de tomar un desayuno ligero, un almuerzo generoso, un tentempié ligero, una comida fuerte y una cena muy ligera. De ese modo, el nivel de azúcares en el cuerpo se mantiene estable a lo largo del día y el cuerpo no almacena reservas.


Otro aspecto importante para tener en cuenta es no comer grasas ni azúcares después de las 8 de la noche. De allí la importancia de una cena ligera. Usted puede ir a dormir con el estómago lleno, pero con fruta, granos y verduras. Si usted sigue este patrón de alimentación, el único momento del día en que sentirá el estómago vacío es al despertar. El resto del día se trata de mantener los azúcares a buen nivel, lo que nos dará energía y además nos mantendrá delgados.


Para lograr esta dieta en el tiempo, considere comer pocas grasas, azúcares y carnes. No los saque de su dieta, pero consúmalos en pequeñas cantidades. Hágalo durante tres meses y verá la diferencia.


Antes de poner en práctica éste o cualquier otro remedio casero, consulte a su médico. Envíe sus preguntas y comentarios a: 16746 Lakeshore Dr, Unit J-K, Lake Elsinore, CA 92530. Por email: consulta@doctoraconsejos.com y por fax al (714) 274-7199. Consulta el Diccionario de Hierbas y de Remedios en www.DoctoraConsejos.com.

Continua Leyendo

Califica este artículo
Urgent Care Center