SALUD

PARA EL MAL OLOR CORPORAL

Dicen que olores son amores. A todos nos gusta una persona que huele bien y nos gusta oler bien. Pero de pronto no logramos...

Jorge E. Gutiérrez

2018-11-12

Dicen que olores son amores. A todos nos gusta una persona que huele bien y nos gusta oler bien. Pero de pronto no logramos oler bien ni aunque nos bañemos dos veces al día y notamos que la gente disimula a nuestro rededor. Acá le presentamos varios remedios caseros que pueden ayudar a mejorar su olor corporal.


El sentido más cercano a las emociones es el olor. Esto se debe a que es el más antiguo y se localiza en el cerebro en el sistema límbico, que se encarga en parte de las emociones. También es el más inconsciente y se relaciona con feromonas. Desde la atracción que nos hace sentir una persona al olerla, hasta la ternura que nos da un bebé al estar cerca, todos son procesos inconscientes ligados al olor.


Con los años, los malos hábitos alimenticios y una mala higiene, nuestro cuerpo puede acumular bacterias que luego nos hacen oler mal. Es el caso de que “chilla la ardilla” (huelen mal los sobacos), el cuello o la ropa interior. Para estos casos, hay remedios sencillos que podemos aplicar.


Si el mal olor se localiza en las axilas y la entrepierna, es casi segura la presencia de bacterias. Para eso se recomienda usar un jabón antibacterial dos veces al día. También es importante no usar la ropa dos veces, ya que en el sudor seco dejamos bacterias. También es bueno rasurar las partes afectadas, para eliminar los bichos que se adhieren al vello y que son más difíciles de eliminar que los que están sobre la piel.


Los baños con jengibre (ginger) sirven para limpiar la piel y quitar los malos olores. Compre el jengibre y déjelo sumergido en agua en un traste con tapa. Todos los días, después del baño, remoje una esponja en esa agua y pásela por todo el cuerpo. No olvide lavar muy bien la esponja para que no se acumulen allí las bacterias.


Si el mal olor es generalizado, es posible que nuestro cuerpo esté eliminando muchas toxinas. Entonces nuestro sudor en general olerá fuerte, lo mismo que el cabello, que acumula sudor especialmente bajo las sienes y detrás de las orejas. En tal caso es necesario desintoxicar. Los alimentos procesados y los fermentos deben eliminarse, así como el café y las sodas. Se ha de beber más de dos litros diarios de agua y debe cambiarse la dieta, consumiendo alimentos frescos.


Tomar vitaminas también puede ayudar a eliminar los malos olores. Pueden tomarse complementos vitamínicos y mineralizantes. Ponga atención a que éstos contengan zinc, por si es el caso que el mal olor se debe a un desbalance de zinc.


Otra causa común del mal olor es el estrés. Entre más relajada viva una persona, mejor serán sus procesos corporales y mejor será su olor. En general, las emociones negativas tienden a impedir el buen funcionamiento de nuestras vísceras.


Antes de poner en práctica éste o cualquier otro remedio casero, consulte a su médico. Envíe sus preguntas y comentarios a: 16746 Lakeshore Dr, Unit J-K, Lake Elsinore, CA 92530. Por email: consulta@doctoraconsejos.com y por fax al (714) 274-7199.

Continua Leyendo

Califica este artículo
Urgent Care Center