SALUD

ESTE AÑO NECESITAS ESTA DESINTOXICACIÓN 

Vivimos en un mundo que, aunque lleno de gratificaciones personales, nos va consumiendo cada día con la...

Mónica Ferguson

2019-01-14

Queridos lectores:


Vivimos en un mundo que, aunque lleno de gratificaciones personales, nos va consumiendo cada día con la rutina diaria. Nuestros días pasan más rápido que nunca entre el trajín diario del trabajo, la familia y nuestras actividades personales y sociales.


Una de las cosas que nos están consumiendo cada día es el uso del internet. ¿Te has puesto a pensar cuántas horas pasas al día navegando en el internet? ¿En tus redes sociales como Facebook, Instagram, o Google? El Internet es una herramienta que puede ayudar a mejorar la calidad de vida, pero también puede ser destructivo si se empieza a sumergir en él sin control. Lo destructivo del asunto es el tiempo que estamos dejando de vivir la vida real por vivir una vida cibernética. El mundo de las redes sociales, por ejemplo, es un espejismo. La gente sube las fotos de sus mejores momentos y muchas veces prefabrican dichos momentos para dar una imagen ante los demás que ni siquiera es real. Las fotos que vemos de alguien que se presenta como súper exitoso pueden ser sólo una fachada y las selfies de personas guapísimas probablemente han sido retocadas o filtradas.


El problema, vuelvo y te reitero, es que aquella hora o dos o tres o tal vez más, que estás entregándole a esta experiencia virtual, te está robando la posibilidad de hacer cosas reales y constructivas.


Por eso hoy quiero proponerte que te hagas un Detox de tecnología al menos una vez por semana. Si puedes más días mejor. O bloquea ciertos horarios del uso del internet, como por ejemplo en las noches, y dedícale ese tiempo mejor a tu familia. Ten tu celular a la mano sólo para recibir llamadas o textos ya que siempre es necesario estar disponible especialmente para la familia, pero date ese regalo, no entres en internet. Mejor utiliza ese tiempo en disfrutar las cosas maravillosas de la vida y que te pertenecen sólo a ti. Conversa con la gente en persona, visita a ese amigo que no ves hace rato, ve a jugar al aire libre con tus hijos o tu pareja, organiza tu espacio, lee un libro interesante, escribe tus metas de la semana …hay infinidad de cosas que puedes hacer con el tiempo que inviertes en Internet. Y lo más importante…no caigas en la necesidad absurda de estar haciendo pública toda tu vida.


Piensa en esto, debes liberarte de la necesidad de estar haciéndole saber a la gente a dónde vas, qué comes, qué compras. Cuando te liberas de esta necesidad, empiezas a vivir el momento realmente y a atesorar tus vivencias legítimamente.


Y si bien es cierto que a todos nos provoca sacar una foto de un grato momento y subirla para mostrar al mundo lo bien que la estamos pasando, es más gratificante vivir ese momento a plenitud dándole valor a nuestro propio goce sin importar si los demás saben o no lo que estamos haciendo. Otros beneficios de alejarte del internet a menudo es el hacerte sentir mejor acerca de ti mismo, te ayuda a mejorar el cansancio de ojos, dolores de cabeza, trastornos del sueño, etc.


Además te ahorras desilusiones sentimentales, comparaciones sin fundamento y la falta de privacidad tan importante hoy en día. ¿Por qué querrías que todo el mundo sepa dónde y cómo vives, dónde estudian tus hijos y cuáles son sus actividades?


Querido lector, no te estoy pidiendo que evites el internet porque no sería práctico para tu vida, te estoy pidiendo que pienses cómo era la vida de divertida y gratificante cuando no existían los celulares, y las relaciones de familia, amigos y pareja eran realmente experiencias para la vida y que nos dejaban los mejores recuerdos. La verdadera esencia de la vida es Vivirla de Verdad!


¿Preguntas? puedes llamar gratis al 888-929-2639. También puedes seguirme en Facebook o Instagram como Sculptor Body Spa.


Bendiciones, Paz, Amor!!


Continua Leyendo

Califica este artículo
Urgent Care Center