ENTRETENIMIENTO

BUEY, GÜEY O WEY... ¿POR QUÉ LOS MEXICANOS LA USAN TANTO?

Qué pasoooó mis tuerkitas y tornillitos!, cómo se les jue el fin de año, bien y bonito?... Espero que siíí! Que hayan pasado unos

Luis Ruiz

2019-01-14

Qué pasoooó mis tuerkitas y tornillitos!, cómo se les jue el fin de año, bien y bonito?... Espero que siíí! Que hayan pasado unos alegres días de asueto, echando la gueva y comiendo a lo k_borón; para que este año que apenas empieza, traigan más enjundia pa’darle duro y a la cabeza a cualquier problema que se nos presente...


Pero como imagino que ya tienen ganas de que les eche uno... de mis sangrones chistoretes, éste se llama “El Gafete”, ai’ les va.


Resulta que un representante de la Comisión Nacional del Agua, llega de visita a un rancho y habla con el dueño, un señor ya entrado en años. Le dice al dueño que va a inspeccionar si sus recursos acuíferos están siendo bien utilizados, que no haya desperdicios y si hay seguridad en ellos.


El anciano le dice que lo haga, pero que no rebase la cerca que tiene al fondo del terreno.


El representante, demostrando su autoridad y como digno funcionario que es apoyado por el gobierno, con molestia le dice:


“Mira viejo. Yo represento la máxima autoridad del gobierno federal. Y este GAFETE que ves aquí, me autoriza para ir A DONDE ME DE LA GANA; meterme en cualquier propiedad QUE ME DÉ LA GANA, sea de quien sea y SIN PREGUNTAS, porque como autoridad que soy, y todos me deben respetar y obedecer... ¿he hablado claro?... 


El viejo simplemente se encogió de hombros y siguió con sus quehaceres. Pasado un rato el ranchero escucha unos gritos y ve al empleado corriendo por su vida, seguido muy de cerca por un toro semental. El animal va ganándole terreno y el tipo, aterrado le pide ayuda a todo pulmón.


El viejo deja lo que está haciendo, se acerca a la cerca y gritándole, le dice:... “EL GAFETE”, GÜEY... ENSÉÑALE EL GAFETE!!!

                                            juar!, juar!, juar!


‘‘Qui’onda güey!’’, ‘‘cómo estás wey’’, ‘‘ah!, ese güey’ no’más se hace __indejo’’; ‘‘ah!, nola _ingues wey!... en serio? ... y como esas hay muchísimas frases mas, que si eres mexicano seguramente habrás dicho alguna, y si no lo eres, pues más de alguna ves nos has escuchado decirla.


Pero, tal vez ustedes se pregunten, ¿y ‘ora, qué se trae este güey?... Ah!, déjenme decirles que esto viene a colación porque jui unos días de vacaciones a mi tierra. Y por azares del destino no pude abordar el vuelo previsto, así que tuve que esperar varias horas para subir a otro avión. Y mientras esperaba, se sentó junto a mí un señor que también esperaba su vuelo.


Y empezamos a platicar. El hombre, con marcado acento peruano me contó que también iba a México, a visitar a su hermana y que bla, bla, bla.


Yo por mi parte, me quejaba amargamente de lo que me habían hecho. “De seguro -le comenté- estos güeyes vendieron mi asiento a otra persona y ‘ora salen con que hubo un error y bla, bla, bla.


Y entre plática y plática, el hombre me dijo: ¿Oiga, para ustedes qué es buey... y por qué la usan tanto?


Uuuta!, me puso a sudar, pero como pude le expliqué lo de wey y el porqué.


Pero esa pregunta me dio la idea de que aquí, a mis leitores que no son mexicanos (no, y aunque lo sean, pero que no lo sepan), brevemente les diré las diferencias entre uno y otro y porqué es tan usada esa palabra en México.



Primero, debo aclarar que no es lo mismo buey, que güey... Buey es un toro castrado. Que lo usan para faenas del campo, y para el consumo de su carne, porque como no hace el chaka-chaka con las vacas, pos engorda mucho y su carne es más sabrosa (güeno, eso creo)... Además, tiene la peculiaridad de que le crecen los cuernos más de lo usual. Y precisamente por esa ‘peculiaridad’, según entiendo, desde principios del siglo pasado, cuando una mujer engañaba a su marido, a este le decían: “Tu vieja (o tu viejo) te está poniendo los cuernos... te hace güey”


Pero poco a poco fue cambiando y desde hace décadas, ‘güey’ puede ser cualquier persona, aunque no le pongan los cuernos o no la engañen, y puede ser conocido o no, amigo o enemigo. Buena ‘onda u ojeeeras de perro. Alto, chaparro, güero, moreno, hombre, mujer, macho, no tan macho, rico, pobre, etc., etc.


Inicialmente se usaba “güey”, pero más o menos a principios de este siglo, (tal vez para no usar las diérisis (ü) empezó a usarse ‘wey’, y actualmente, los popis, sólo dicen ‘’we’, pero todo es lo mismo.


Pero lo más difícil de entender para quienes no son mexicanos es que güey o wey, es un adjetivo que lo mismo se usa para decir tonto que inteligente: “Eres bien güey” o ‘ay güey, que chingón saliste!”; También puede ser cobarde o valiente, trabajador y flojo: “no’más le está haciendo al güey’ o ‘este wey sí trabaja duro.  Como expresión de alegría, “ah!, qué buena ‘onda wey!’, de tristeza o de asombro: ¡ay, no mames guey!, de maldición, ‘qué poca madere la de ese wey’, etc., etc.


Pero en fin, creo que lo más importante no es la palabra en sí, sino el contexto en que se utiliza, ya que de eso depende lo que uno quiera expresar. Y como ya me agüyé, con tanto wey, pos mejor aquí le corto, y de paso ustedes ya no le siguen haciendo al güey leyendo este dizque artículo....

Continua Leyendo

Califica este artículo
 Welcome to Downtown Los Angeles Dentist. LA Smiles Dental is proud to provide its patients with a gentle touch and quality dental services. Call LA Smile Dental today to schedule your initial consultation.