SALUD

IMPRESIONANTE GENEROSIDAD!!

Como parte de su terapia de recuperación, después de haber sufrido un ataque al corazón, Robert Smith salió a dar...

Staff

2019-02-11

Como parte de su terapia de recuperación, después de haber sufrido un ataque al corazón, Robert Smith salió a dar su paseo vespertino.


Justo en ese momento, en su casa el teléfono sonaba y su esposa Dolores, fue a contestarlo.


La llamada era del Departamento de Sorteos de Selecciones del Reader’s Digest en Nueva York para informar a la familia Smith que Robert acababa de ganar un millón y medio de dólares y que en pocos días recibirían el cheque certificado. La mujer se sentía absolutamente feliz y fascinada. ¡Ahora, todos sus sueños se harían realidad!


Pensó en alcanzar a su esposo para darle la noticia pero entonces recordó que éste, apenas se estaba recuperado de salud y que el doctor había dicho que no debía sufrir emociones fuertes. ¿Qué debía hacer? Después de pensarlo un rato, decidió llamar al pastor de su iglesia para pedirle consejo.


Antes, él ya había dado noticias difíciles a familias así que le resultaría fácil darle esta nueva a Roberto.


Dolores marcó el número y entonces...


– Hola, ¿pastor Baldwin?... Habla Dolores Smith.


El pastor contestó:


–– ¿Qué tal, Dolores, cómo estás? ¿Y cómo está Bob?


– Estoy bien, gracias. Y también Bob, Se está recuperando muy bien. Pero tengo un problema y necesito de su consejo.


–– Seguro; si puedo ayudar, me daría mucho gusto hacerlo -contestó el pastor.


– Mire, pastor,... y le platicó lo del sorteo y la fortuna que acababa de ganar.


–– ¡Eso es grandioso! ¡Fabuloso! -dijo el pastor-. Pero, ¿dónde está el problema en todo esto?


– Bueno, tengo miedo de que si le digo a Bob, se emocione tanto que tenga otro ataque al corazón y le ocasione la muerte... ¿Puede ayudarme?


–– Bueno, Dolores, creo que sí. Voy para allá.


Una hora después, Bob regresó de su caminata. Al llegar encontró a su esposa y al pastor en la sala. Éste, al verlo entrar, se inclinó hacia Bob y le dijo:


–– Bob, tengo un problema y necesito tu consejo.


–•– Seguro, me daría mucho gusto poder ayudarlo -dijo Bob.


El pastor respiró profundamente y prosiguió:

 –– Es una situación teórica respecto a la administración cristiana. ¿Qué haría una persona, por ejemplo, tú, si de pronto se enterara que ganó millón y medio? ¿Qué harías con todo ese dinero?


–•– Eso es fácil -contestó Bob-, comenzaría por donar la mitad a la iglesia.


¡Después de tales palabras, el pastor Baldwin tuvo un ataque al corazón y cayó muerto!!


A veces conocemos a gente que posee una generosidad tan impresionante que lo mínimo que podemos hacer es admirarles!...


Ser generoso no quita nada... al contrario da mucho!!


                                                                                                                                                  --- Richard Lederer


Continua Leyendo

Califica este artículo
Urgent Care Center