SALUD

DIGNIDAD Y RESPONSABILIDAD; CUALIDADES DE TODA MUJER EXITOSA

Entre las principales creencias que nos amargan la existencia, está la poca valoración que la mayoría de las mujeres damos a nuestra persona, que...

Sylvia I. Q.

2018-07-16

Cuando se apodera de la mujer una actitud pasiva y dependiente, es cuando más tarde o más temprano se pierde la dignidad.

Entre las principales creencias que nos amargan la existencia, está la poca valoración que la mayoría de las mujeres damos a nuestra persona, que afortunadamente eso está cambiando.

Otra cosa que también va cambiando es esa actitud constante de sentirse desvalida, incapaz, frágil, todo ello fomentado en los cuentos infantiles, como el clásico de “La Bella Durmiente”, donde la mujer se mostraba pasiva hasta que vino el príncipe y con un beso la devolvió a la vida, lo mismo pasó con “Blanca Nieves”.... O la rubia encerrada en una torre, que dejó crecer su cabello hasta formar una trenza por donde trepaba el príncipe que la visitaba, ¡en lugar de cortarse la trenza, amarrarla al balcón, descender por ella y escapar del castillo. Escapar con el príncipe!

En el mundo de hoy, la mujer requiere independencia, pero también es necesario un espíritu fuerte, libre, lo cual, por supuesto implica mucha responsabilidad, un compromiso hasta las últimas consecuencias. Afrontar el fracaso cuando se hace una mala decisión, requiere el coraje y el valor de querer desplegar inteligencia, astucia y todas las habilidades para lograr plasmar en tu realidad lo que tienes en mente.

Cuando se apodera de la mujer una actitud pasiva y dependiente, cuando no hay una responsabilidad y si un abandono a la inercia de la circunstancias, es cuando más tarde o más temprano se pierde la dignidad.

ES TONTO SACRIFICARSE SIEMPRE

Para “cumplir con el deber”, o “ser la esposa que él necesita”, “ser una buena madre”, la mujer hace del sacrificio una forma de vida. Ello indica que tiene una pobre autovaloración. De ahí se deriva sentirse perdida y devaluada cuando no hay un hombre en tu vida sentimental. O la actitud constante de sacrificar lo importante para ser aceptada y reconocida por los que amas, hasta llegar al enfoque destructivo.

La ex primera dama norteamericana, Pat Nixon, fue citada alguna vez por haber dicho: “He sacrificado todo lo que consideraba precioso en mi vida, para fomentar la carrera política de mi esposo”. Un sacrificio total como éste es insano y destructivo; tanto que Pat desarrolló un cáncer.

Jamás el precio de ser amada, o de dar apoyo incondicional a la pareja, debe exceder de lo sano, para llegar a lo enfermizo. 

Hay mujeres que piensan que perder y anularse a sí mismas, es la forma de facilitar el triunfo a su pareja. Falso es que “ganar perdiendo” pueda rendir dividendos de felicidad y sentimiento de plenitud. Si después de hacer una lista de todos los sacrificios que tú estás haciendo por los demás: pareja, hijos, hermanos, compañeros, etc., Y si lo que das, te excluye a ti misma, entonces tienes que cambiar, te estás haciendo mucho daño. Responder francamente a la pregunta ¿qué puede sucederme si esta vez me demuestro a mi misma que sí puedo? (antes estaba convencida de no poder). Iniciar y sostener un negocio, viajar sola, valerte por ti misma.

TEN AMIGOS TRIUNFADORES

Cuando apenas comienzas a ejercitar tu iniciativa, vencer tus temores y desplegar débilmente tus alas, se vale asesorarte de los que tienen experiencia. Hay amigos que de mil amores apoyarán tu entrenamiento y responderán a todas tus preguntas de ensayo antes de emprender algo. “Asume una virtud si careces de ella”.


Es que cuando reconoces una virtud en otra persona, en ese mismo instante esa virtud empieza a interiorizarse en ti, a ser aprendida por ti. Al ponerla en práctica forma parte de tu experiencia. Y experiencias es lo que se vive (no lo que se platica). Una vez vivida la nueva experiencia forma parte de ti, te pertenece. Hay quienes prefieren envidiar y odiar a los que van más adelantados en la vida y realizan fácilmente todo lo que se proponen. Ello equivale a quedarse en la oscuridad, maldiciéndola, y es incapaz de encender una luz en su propia conciencia. Luz que los lleve a la imitación de esta virtud ajena, que las ponga en el camino de su propio éxito.

Así que por favor, nunca pierdas la dignidad, ni como mujer ni como ser humano. Ese es uno de los primeros aspectos que identifican a las triunfadoras.... Sé una de ellas!!


undefined


Continua Leyendo

Califica este artículo
Urgent Care Center