LOADING

Type to search

ARTRITIS Y SU PREVENCIÓN

Avatar
Share

La artritis es la inflamación de las articulaciones que afecta el movimiento natural, causa dolor y, de no ser tratada, puede causar deformaciones. Hay muchos tipos de artritis y hay enfermedades parecidas, por lo que es necesario aclarar qué sí es y qué no es. Es una enfermedad que requiere el diagnóstico y tratamiento de un médico.

Una clave para saber si es artritis es que durante la inflamación y el dolor también se presenta un ligero aumento de temperatura. En cualquier caso un médico hará un estudio completo que incluya un análisis de sangre. La artritis más común es la reumatoide, pero también hay una infecciosa, otra neuropática y varios tipos más, de la etiología variada se desprende la importancia de un buen diagnóstico.

¿Qué siente una persona con artritis? La inflamación, el dolor y el ligero aumento de temperatura se presentan en las articulaciones, es decir, el cuello, las manos, los dedos, la muñeca, la espalda. El dolor puede ser agudo o intermitente y se presenta sobre todo al estar sentados. Cuando la enfermedad avanza las articulaciones pierden amplitud y la persona movilidad.

Los factores de riesgo son las cosas que debemos prevenir para no tener una enfermedad. Hay que mirar que nuestro trabajo no impacte nuestras articulaciones. El sobre peso impacta negativamente sobre las articulaciones. La falta de ejercicio debilita nuestro cuerpo. La incidencia es mayor en las mujeres, que son el 60% de las afectadas, contrario al 40% que son hombres.

Para prevenir la artritis debemos incluir en nuestra dieta ácidos grasos (se recomienda cada día un gramo de omega-3), aceite de oliva, frutas y verduras ricas en vitamina C, que fortalece los huesos. También nueces, cebollas, té verde.

Entre los alimentos a evitar son los que aumentan el ácido úrico como la carne roja y los mariscos. Evitar alimentos que contengan purina, como la leche y la cerveza. Comer poca carne, evitar los azúcares, en especial las azúcares refinadas, evitar el aceite de soya y el de girasol.

La movilidad y el ejercicio pueden tener un efecto negativo o positivo sobre las articulaciones dependiendo de cómo se hace y del ejercicio que se trate. Nada de alto impacto es bueno para quien tiene dolores, ni brincar, correr o en bicicleta. Puedes andar en bicicleta sin saltar. Sobre todo cuando la enfermedad inicia o para prevenirla, los deportes de bajo impacto son buenísimos. Nadar, caminar más de 20 minutos, tai chi, yoga, acondicionamiento físico para personas mayores, etc.

Antes de poner en práctica este o cualquier otro remedio casero, consulte a su médico.

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux