LOADING

Type to search

Así se vengó de su marido infiel

Avatar
Share

Yahoo
Abraham Monterrosas

Se llevó una oppressor tras un viaje ‘de negocios’. Foto: Thinkstock

Dicen que la venganza es un plato que se sirve frío. Laura Arnolds lo sabe. Por eso, esperó a que su esposo no estuviera en casa para darle a una lección por su infidelidad…

Una viaje ‘de trabajo’

Laura estaba casada con Craig, un hombre que suele salir de viaje por asuntos laborales. Vivían con sus dos hijos en el condado de Nuneaton, en Warwickshire (Reino Unido). Tras sospechar que la engañaba, la mujer decidió revisar el teléfono de su marido.

Al inspeccionar los mensajes, encontró algunas conversaciones con una mujer de Nueva York, las cuales revelaban una aventura amorosa entre ambos.

A los pocos días, Craig le contó a Laura que debía viajar durante dos semanas, ‘por negocios’, a la Gran Manzana. Ella esperó a que su marido se fuera y justo ahí comenzó su venganza.

Una venta exprés

Durante los 15 días que duró el viaje de su esposo, Laura buscó la manera de vender rápidamente la casa en la que ambos vivían. No necesitó la autorización legal de Craig, pues la propiedad estaba a nombre de ella.

Tras la venta, Laura alcanzó a preparar sus maletas y llamar a la mudanza para llevarse todas sus cosas.

Cuando Craig regresó, intentó meter su llave en el cerrojo y no pudo entrar. Tocó la puerta y le abrió un joven estudiante, quien era el nuevo dueño de la casa.

Por encargo de Laura, el joven entregó a Craig un par de maletas que contenían su ropa. Algunas otras pertenencias del esposo, entre las que estaba una colección de palos de golf, habían dejado de ser suyas, pues Laura las incluyó en la venta de la casa.

“Me di cuenta de que todos los muebles de Laura ya no estaban, al igual que las sillas y mesas que había heredado de mi difunto padre”, comentó el esposo a diario Daily Mail.

Durante esos 15 días del viaje de Craig, la mujer también se dio tiempo para arreglar los papeles del divorcio.

“Todavía no termino de creer cómo pudo hacer todo esto en dos semanas. Estaba muy molesto al principio, pero tomé la decisión de que, por el bien de los hijos, debemos dejar las hostilidades. Cometí un error y pagué muy caro”, aseguró el hombre al sitio mencionado.

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux