LOADING

Type to search

Bannon se entrega a las autoridades tras imputación por desacato al Congreso.

Share

(EFE).- El ultraderechista Steve Bannon, aliado del expresidente de EE.UU. Donald Trump (2017-2021), se entregó este lunes en la oficina del FBI de Washington tras haber sido imputado de dos cargos por desacato al Congreso al no haber respondido a una citación del comité legislativo que investiga el asalto al Capitolio de enero pasado.

El aliado de Trump y exasesor de la Casa Blanca Steve Bannon (C) llega para entregarse a las autoridades a la Oficina de Campo del FBI en Washington, DC, Estados Unidos, el 15 de noviembre de 2021. EFE/EPA/PETE MAROVICH

Bannon, de 67 años, encara un cargo por su negativa a comparecer ante dicho comité, mientras que el segundo es por no querer entregar documentos.

Una acusación por desacato al Congreso puede acarrear entre 30 días y un año de prisión, así como una multa de entre 100 y 1.000 dólares.

La imputación formal se produjo el pasado viernes después de que el 21 de octubre la Cámara de Representantes de EE.UU. declarara en desacato a Bannon por rehusar comparecer ante el comité investigador del asalto al Capitolio del pasado 6 de enero por parte de una turba de seguidores de Trump.

Dicha declaración pasó al Departamento de Justicia que debía decidir si seguir adelante con el proceso.

En este tiempo el fiscal general de EE.UU., Merrick Garland, ha sido blanco de todo tipo de presiones políticas para imputar a Bannon por la vía judicial tras la decisión del Congreso.

El fiscal para el Distrito de Columbia, Matthew M. Graves, recordó en la citación que considera que el asesor del expresidente cuenta con información relevante sobre lo ocurrido.

Un caso penal contra Bannon podría tardar años en resolverse ante la Justicia y, según la cadena de televisión CNN, este tipo de causas por desacato al Congreso se han visto históricamente desvirtuadas por jurados compasivos con los acusados y por las apelaciones.

El pasado 6 de enero, cinco personas murieron y cerca de 140 agentes fueron agredidos por manifestantes partidarios de Trump, que irrumpieron en el Capitolio armados con hachas, bates y palos de hockey, entre otros objetos, según datos de las autoridades.

El asalto se produjo después de un mitin en el que Trump se negó a aceptar su derrota en las elecciones de noviembre e instó a sus seguidores a marchar hacia la sede del Congreso, donde los legisladores estaban reunidos para certificar la victoria electoral del actual presidente, Joe Biden, quien llegó a la Casa Blanca el 20 de enero.

Siguenos:
WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux