LOADING

Type to search

Borrón y Cuenta Nueva!

Avatar
Share

Engañar a la pareja parece estar de moda. Los famosos don dan a diario un ejemplo con sus escandalosas infidelidades; pero no sólo ellos, sino que en nuestro medio y en nuestro vecindario, las infidel

Engañar a la pareja parece estar de moda. Los famosos don dan a diario un ejemplo con sus escandalosas infidelidades; pero no sólo ellos, sino que en nuestro medio y en nuestro vecindario, las infidelidades son también cosa de todos los días y de muchas personas, tanto hombres como mujeres. En una infidelidad se mezclan ingredientes tan dramáticos como la traición, el amor y el desamor, las lágrimas, el sexo…, pero también el perdón. ¡Elementos para historia de película! Por eso, esta conducta tan vieja como el mundo es reproducida con tanto éxito en las telenovelas.

Pero, ¿por qué somos infieles? Un hombre que engaña lo resume: “Mi esposa y yo estuvimos en una eterna luna de miel mientras no había hijos, pero al llegar el primero, la magia se esfumó… ¡El me robó su atención! Me busqué a otra que me mimara…” (¿Excusa para disculpar una traición?)

TENTACION MUY COMUN

Desde siempre se achaca la infidelidad masculina a que el hombre es infiel por naturaleza (que el hombre, que no es infiel, no es hombre). Pero lo cierto es que está más relacionado con el cultivo de la relación de pareja para alejar esa común tentación de nuestras vidas. De hecho, los expertos dicen que el 45% de los hombres casados admiten engañar a sus esposas por lo menos una vez, que el 50% de las parejas se divorcian debido a la infidelidad, y que es sólo un porcentaje cada vez más reducido el de las parejas que optan por el perdón. Como vemos, estas estadísticas no son muy alentadoras.

Los sicólogos afirman que los hombres se sienten más tentados a engañar a sus mujeres debido a la educación de sus padres, especialmente en la adolescencia. La influencia de las amistades tienen mucho que ver, así como el machismo y el prejuicio de ver a la esposa como la madre de sus hijos. Ellos aseguran que son infieles porque se sienten inseguros, quieren probar su hombría y demostrar su poder. (Para pedir perdón hay que reconocer las razones de su conducta, pero sobre todo hay que aceptar que se equivocó). 

¿Cuáles son las quejas más frecuentes en contra del sexo femenino?

Que la mujer descuida su apariencia física, se pone gruñona, es más madre que esposa, se niega al sexo o está siempre cansada… (¿Reconoce algunas de estas quejas? La persona engañada tiene también que reconocer su culpa. Y aunque en nuestra sociedad la infidelidad en el hombre es ampliamente aceptada y muchas veces aplaudida, en la mujer continúa siendo casi un delito imperdonable. Sin embargo, cada día la mujer se atreve a ser más infiel a su pareja, ya sea por soledad, frustración o insatisfacción conyugal y sexual. Por otro lado, ellas afirman que traicionan a sus hombres al sentirse abandonadas, en medio de una crisis de edad y hasta como venganza inconsciente hacia sus maridos… (¿Le han acusado de ser el culpable de esto?

MIRAR A OTRO LADO

En ocasiones, los años de convivencia hacen que uno -o ambos- se sientan tentados a mirar para el lado. La causa es la rutina que causa aburrimiento y la falta de comunicación y atención hacia las necesidades de cada quien porque no hay tiempo para escuchar. Otra causa es creer que tenemos segura la pareja sólo porque estamos casados cuando en realidad el amor es algo que tiene que crecer… (¿Se parece esto a su historia? Tome la experiencia de otras parejas y analice si el divorcio vale la pena. Si no, el perdón puede ser la respuesta.)

El hombre o la mujer, pueden tomar la iniciativa y dar el primer paso para ser infiel y los resultados suelen ser devastadores… Aunque algunos casos -e irónicamente-, la existencia de la tercera persona puede estabilizar y mantener al matrimonio (eso es fatal), la mayoría toma el camino del divorcio. Pero otra senda, aunque torturosa, es la de tratar de reconstruir y renovar una relación que iba en vías del fracaso. Perdonar una traición o aceptar que uno fue infiel es muy difícil, pero no imposible. Después de una infidelidad, la pareja debe  aprender a conocerse, a dialogar y a escucharse, a reconocer sus errores y a enmendarlos a tiempo. Se debe pedir perdón, perdonar e intentar otra vez, aunque hay quienes dicen que las segundas partes nunca son mejores -pero a veces, sí!-. Si tiene que pedir perdón, considere esto:

• Identifique las razones de su conducta y acepte sus culpas.
• Espere que su pareja se calme, explíquele sus razones y admita su arrepentimiento.
• Espere reclamos, tenga paciencia y demuestre su amor.

Si está dispuesta/o a perdonar, considere:

• Llore y grite para desahogarse si siente rabia. Guardar rencores no dejará que sea feliz.
• Deje su orgullo y escuche. Trate de entender las culpas y defectos de su pareja.
• Todos nos equivocamos, déle una oportunidad.
Finalmente debo recalcar que para lograr el perdón, ambos deben reconocer los defectos y la culpa ante su pareja. Y una buena manera

de volver a intentarlo sería decir: “Si te perdono!… Hagamos un borrón y cuenta nueva y empecemos de nuevo!

Siguenos:
Previous Article
Next Article

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Next Up

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux