LOADING

Type to search

Bravucones y Bravuconadas

Luis Ruiz
Share

Perro bravo y apendejao’ hasta a los de casa muerde!

Quiiioonda razaaa!, ¿cómo dicen que están y cómo se le jue la mitá’…. del año, bien?  po’s espero que sí!
Y pa’no perder la costumbre déjenme empiezo echándoles uno, de los sangrones chistoretes que aquí se cuentan. Se llama ‘El monstruo’, Ai’ les va:
Resulta que un día, Cornelio llega más temprano que de costumbre a su casa. Entra y se dirige a la recámara y, oh! sorpresa, se encuentra a su mujer tirada en la cama, semi-desnuda, con las greñas todas alborotadas y sudando…
 – Mi amor, ¿qué tienes? -exclama asustado-
 –– ay!, creo que fue un pequeño infarto, mi amor!
Asustado, Cornelio se dirige apresurado a pedir ayuda, pero justo en la puerta se tropieza con su hijo de 3 añitos, que le dice:

  • Papi, papi, un monstruo está en el clóset.

El hombre se regresa a ver el clóset y se encuentra ahí metido a su gran amigo, desnudo y pelando tremendos ojotes.
 – Ay, no __inges, compadre! -dice molesto-. Mi esposa con un infarto y tú asustándome al niño!
                                                 ji,ji,ji…
Y hablando de inocencia (la de Cornelio), de abusivos (el compadre), y de asustados (el niño), fíjensenn que esta sangronada me recordó parte de mi infancia… Uuuuu! sí!, sí! aunque aúllen, yo también fui niño alguna vez… (y tenía pelo).
Po’s nada, les cuento que cuando yo estaba en tercero ó cuarto de primaria, había un chiquillo, (y préstame atención porque no lo voy a repetir), que se llamaba Jacinto, y le decíamos ‘Chinto’.
Chinto era el más alto y fuerte que todos nosotros, además era muy mala leche y muy abusivo. Nos quitaba ó arrebataba cualquier cosa, cuadernos, lápices, estuche de geometría, etc., y si alguien se le atravesaba lo insultaba y empujaba. Las niñas no se escapaban, les jalaba el pelo, les decía cosas, en fin, era un __inche chamaco bravucón y nos amenazaba para que no lo acusáramos. Por desgracia, como le teníamos miedo, nos quedábamos callados siempre y él hacía lo que quería y se salía con la suya… Pasó el tiempo, mi familia cambió de ciudad y no volví a saber nada de Chinto…
Ahora te pregunto: ¿conoces o has conocido a alguien así?… Yo sí!, y no no’mas de chiquillo (mmh!) sino que a lo largo de mi vida, me he topado con muchos bravucones, en la calle, el supermercado, el parkin, el restaurant, en fin, por dondequiera hay de esos tipos (y a veces tipas, también) que gritan, vociferan y amenazan a medio mundo, y todo porque tienen dinero y/o poder… Y sin ir tan lejos, ahí tenemos al presidente Trump, que a base de agresiones verbales, insultos, amenazas y castigos (léase sanciones) cumple con sus caprichos, sean para bien o para mal.
Aclaro que el copete de pato rojizo, me cae en la punta de la… nariz, debo aceptar que su estrategia es buena, ya que casi todo lo que ha planeado le ha salido más o menos como quiere. Ya ven como es su estilo. Primero ofende, ataca, amenaza y twitea con mucha agresividad. Luego como que se suaviza.  Pone plazos y acepta diálogos y termina haciendo su voluntad… y además, el k_boron tiene la habilidad, de darle vuelta a todo. Inventa y miente con desfachatez y todos lo sabemos, también sus seguidores, pero le siguen creyendo.
¿Te acuerdas de aquellas amenazas que le hizo a doña Hilaria Clinton, que la iba a encarcelar por los mensajes que borró? ¿Y que pasó?… que no la encarceló!, pero eso sí, con el raro conteo de votos de este país, pues le ganó!…
Y que me dicen de aquella bronconona que se traía con el chaparrito de Corea del Norte… Lo amenazó, lo pendejeó y le dijo que en una guerra contra Estados Unidos, no les iba a quedar ni k_k, para el análisis… ¿y qué pasó? Pues se suavizó…, fue a hablar con él y ahora pue’que hasta cuates sean.
Y qué me dicen del muro que prometió hacer en la frontera con México; ¿y quién lo iba a pagar?… Po’s ha levantado ‘ese’ muro, pero con amenazas a AMLO, con eso de los aranceles, el muy k_borón se salió con la suya… No levantó un muro ‘en su frontera’, pero hizo que el cebollón, pusiera un muro ‘de soldados mexicanos en la frontera con Guate’ y a Trump no le costo ni un centavo.
A los demócratas los tiene amenazados y asustados que si no hacen una ‘ley de inmigración a su gusto’,  va a empezar a deportar indocumentados (como si no lo estuviera haciendo ya). Y se los va a chinn_ar, porque ya les agarró la medida… Ya ven, no lo han podido hacer que presente sus impuestos… y eso quez’que son mayoría!
Con el único que hasta ahora no ha podido es con Maduro, no sé por qué, pero ni amenazas, ni castigos han podido derrocar al dictador… Y ahora anda de bronca con Irán, y ya empezaron las amenazas y las sanciones… ¿también allá lograra imponerse?… po’s quién sabe.
Pero lo que me agüita y encaborona, es que a pesar de todo lo que se sabe de él, de sus mentiras, de la forma en que trata a las mujeres y a los latinos, ya anda una bola de ‘cocos’ (prietos por fuera y blancos por dentro) organizando un movimiento llamado ‘Latinos por Trump… Háganme ustedes el Fabrón Cabor… Nooo, si por algo dicen que perro bravo y apendeja’o,  hasta a los de la casa muerde!!

 

diGo… yO No’mas DigO!

 

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux