LOADING

Type to search

Brazos Gruesos y Cintura Ancha… Cómo reducir pulgadas?

Avatar
Share

Por: Laura Díaz Campbell

 Como tú y yo sabemos, el tener brazos gruesos y cintura ancha es un problema de muchas mujeres que están notando que, por más ejercicios que hagan, no logran reducir pulgadas de la cintura y menos afinar sus brazos. 

Existen varias razones que podrían estar ocasionando esto, y cierto es que el ejercicio ayuda con el problema, pero en ocasiones no lo suficiente, porque aún así, tú has de estar consumiendo más calorías de las que gastas y no reduces suficiente grasa.  Por eso, quien desee cambiar esta imagen, deberá someterse a una alimentación que ayude a bajar un poco de peso, entonces podrá bajar la grasa de zonas más rebeldes, como la cintura y los brazos. Muchas mujeres al mirar que primero bajan sus piernas y asentaderas se espantan y ya no siguen su plan reductor, pero si continuaran verían que sus brazos y cintura comenzaría a reducirse, porque el cuerpo baja primero de donde genéticamente le corresponde, pero una vez que esto sucedió comienza a tomar la grasa de zonas mas gruesas. Y lo mejor de todo es que una vez que ya quedaste en un peso promedio el cuerpo comienza a remodelar la grasa, lo cual significa que seis meses después de todo esto tu figura se verá más proporcionada. Entonces sigue adelante con  la rutina de ejercicios y dieta y no tengas miedo.

  A más músculo menos grasa:

Donde tengas más entonados los músculos existirán menos probabilidades de almacenar grasa. Entonces una vez que ya te sometiste a dieta y aeróbicos para deshacerte de la grasa excesiva acumulada, el siguiente paso es hacer ejercicios que te moldeen los músculos donde la grasa es más rebelde. Deberás hacer algún ejercicio con pesas o de resistencia para darles forma y que se vayan apretando para que luzcan mas estilizados. Antes de comenzar con esta rutina te sugiero también, consigas tabletas de colágeno, mejor aún si son orgánicas, porque éstas, al ser una proteína, te ayudarán a formar tus músculos y la piel estará más firme, lo que hace ver a la cintura más reducida y tus brazos menos gruesos.

  Disminuye la retención de líquidos:

Cuando se está batallando con los ejercicios y dieta para eliminar la grasa más rebelde, el cuerpo se defiende reteniendo líquidos en esas zonas, y tal parece que no hemos bajado nada, pero es mentira, porque es más agua que grasa!.  Entonces todas las mañanas te comerás media toronja, porque esta fruta es diurética y te ayudará a que el cuerpo no esté reteniendo agua excesiva. Otra forma de hacerlo es tomándote una tableta de perejil, como la de Organics, todas las noches que también te ayudará muy efectivamente a que tus brazos y cintura reduzcan el agua acumulada. 

  Masajes reductores:

Muchas mujeres al ver que tienen muy gruesos los brazos, el abdomen abultado, se compran cremas reductoras, se las aplican un tiempo para luego terminar frustradas porque no vieron resultados. Las cremas sólo son el toque final para reforzar todo un proceso que incluye dieta, aeróbicos, ejercicios de resistencia o pesas, un diurético y ahí sí notarás resultados sorprendentes al aplicarte la crema. Por mi parte te sugiero la crema reductora de grasa Fat Reduction Body Cream, porque contiene árnica y mentol,  la cual cuando hagas tus aeróbicos te ayudarán a quemar un poco de más calorías, y gracias a la cola de caballo te ayudará a eliminar el exceso de agua con más facilidad . Algunos expertos sugieren que los masajes que te des en el abdomen sean comenzando de izquierda a derecha, de arriba hacia abajo. La razón es que, según ellos, se aprietan mejor los músculos porque así están constituidos y además activan al colon, lo que ayuda a disminuir el estreñimiento haciéndote lucir un abdomen más plano. Finalmente, después de bañarte aplícate una crema que reafirme tejidos para que la piel logre recuperar su tono y no te vayan a quedar los brazos con piel suelta. 

  Firmas de productos de belleza como Clarins u Organics, entre otras, cuentan con excelentes cremas reafirmantes para cuerpo. Finalmente deberás darte un plazo de por lo menos un año sin desistir en tu rutina para notar el cambio. La razón es que las células de tu cuerpo de tanto trabajarlas terminarán por ceder a tus deseos, y cuando ya haya pasado  tiempo verás que valió la pena todo lo que hiciste por remodelar tu figura. La clave está en eso: no “rajarse” hasta mirar los resultados que esperamos. Esto que te estoy diciendo yo te lo garantizo!.

  Hasta la próxima semana. Tu consejera Laura

Amiga lectora, tus preguntas sobre belleza, cuidado de la piel o figura llámame al (323) 771-0082. Envíame texto al (323) 605-3416. O visítame al 7712 State St. Huntington Park, CA. 90255. 

Siguenos:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux