LOADING

Type to search

¿Buscando Trabajo?

Avatar
Share

Tips para allanarte el camino y tengas más posibilidades de ser contratada!

Hola amiga, ¿Ya lista con tu café para nuestra charla?… Hace unas semanas conversaba con una jovencita, hija de una buena amiga, que no hace mucho terminó la escuela, y a pesar de haber recibido asesoría, ella se siente algo desorientada en cuanto a cómo encontrar el trabajo adecuado para ella.

   Lo primero que le recomendé es que hay que luchar constantemente por lo que queremos, las cosas no caen del cielo porque sí. Lo importante es fijar la mirada en lo que realmente quieres e ir por ello… Sí… ¡Ve por ello! Que nada te detenga.

  Sé que cuando se termina de estudiar tienes muchas cosas en la cabeza, sientes que no sabes por dónde empezar a resolver tu nueva vida, por eso, para quienes se sientan en alguna situación algo parecida, hoy les traigo algunos  tips que estoy segura les serán de mucha ayuda.

Curriculum Vitae

  Primero es lo primero, y esto es, que debes de tener un curriculum vitae (o resumee, como se le conoce en este país) actualizado y profesional. Si aún no se ha trabajado, hay que enlistar los logros académicos y procura destacar las prácticas escolares. 

  Ahora que si ya se ha trabajado en algún lugar, hay que destacar los logros y avances en el trabajo. Pero antes de realizarlo piensa si tú fueras la persona que contrata, ¿qué te gustaría ver en el curriculum? ¿qué te hace diferente a los demás?, otra cosa fundamental es que cuides el contenido; te recomiendo que busques algo sencillo, fácil de leer y no muy extenso, eso aburre a quien lo esté leyendo o puede que no tenga tiempo.

  Recuerda que el CV es el primer encuentro entre el empleador y tú, por lo que dar una buena impresión (aunque sea en papel) será una llave para la entrevista.

Contactos

   Haz una lista de las empresas en las que te gustaría trabajar y el porqué. ¿Qué te ves haciendo en esa empresa? ¿En qué puesto? ¿Qué puedes aportar y qué te gustaría aprender de ellos?

   Una vez que lo definas, revisa tu lista de contactos e investiga si alguien que conoces trabaja en ese lugar o conoces a alguien que te pueda ayudar.

  Otra buena idea es que pongas un post en Facebook respecto de lo que estás buscando.

 No tengas miedo de pedir ayuda, porque así se consiguen las cosas en esta vida. ¡Ve por ello! recuérdalo.

Enfócate- acércate

  Ok, ya sabes dónde te gustaría trabajar y tienes el contacto de__

alguien… ¿Y ahora? El primer acercamiento es crítico. Si la relación es cercana, haz una llamada por teléfono y en breves palabras, explícale qué estás buscando y qué puedes contribuir a esa empresa. Pídele una cita, pero además envíale un e-mail presentándote y explicándole claramente pero en pocas palabras (esto es muy importante) tu necesidad. Créeme que pronto recibirás una respuesta, siempre es mejor contactar a alguien en específico que mandar tu CV a ciegas al departamento de recursos humanos.

Entrevista

  ¡Felicidades! Lo lograste, ya la tienes. Comienza ahora por seleccionar muy cuidadosamente tu outfit. Toma en cuenta el tipo de compañía y vístete acorde al lugar… Y no te maquilles demasiado.

  Ahora bien, en una entrevista cara a cara es tan importante tu actitud y lenguaje corporal como tu conocimiento de la empresa por lo que investiga bien los datos de la empresa para estar informada.

   En cuanto a tu postura evitar recárgate en la silla y cruzar los brazos, así como morderte las uñas o jugar con tu pelo, ya que esto dará la impresión de que te encuentras muy nerviosa e insegura.  Estudia antes muy bien tu CV no sea cosa que te pregunten algo, y no sepas qué responder.

  Y por último, horas más tarde de la entrevista, envíale un email al entrevistador agradeciendo su tiempo y reiterando tu interés en ser parte de su equipo.

Post-entrevista y Resultados

  ¡No te desesperes! Deja pasar los días acordados y si no tienes respuesta envía un correo electrónico o llamas por teléfono para saber cómo va todo con tu proceso, y así saber cuándo te pueden dar una respuesta a tu petición. Dejando claro tus ganas y determinación para ese puesto.

  Si finalmente te ofrecieron el trabajo… ¡Felicidades! Ahora es el momento de negociar todo lo que ha quedado en el aire el día de la entrevista.

  Y si por el momento no hubo oportunidad para trabajar en esa compañía, nunca bajes los brazos, que la puerta se abrirá en algún momento para ti. Sigue buscando, llevando el mismo procedimiento con otras empresas aunque no sea lo que tú realmente quieres, y no descanses hasta conseguir lo que realmente tú quieres.

  Como siempre mis mejores deseos para ti, Buena suerte y hasta la próxima!!! 

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux