LOADING

Type to search

¿Cómo Regalarle Ropa Intima a tu Mujer… y que Ademásella Aprecie tu Esfuerzo?

Avatar
Share

“Mi pareja nunca me regala ropa íntima”… suelen a veces quejarse algunas mujeres; sin embargo no se dan cuenta que para nosotros los hombres, hay pocas cosas que son más atemorizantes que entrar…

 “Mi pareja nunca me regala ropa íntima”… suelen a veces quejarse algunas mujeres; sin embargo no se dan cuenta que para nosotros los hombres, hay pocas cosas que son más atemorizantes que entrar -solo- a una tienda de lencería.

  Y es que comprar lencería para una mujer puede ser un verdadero desafío para un hombre, pero tú no permitas que eso te intimide y  aprende los secretos para regalar ropa interior.

 Empezamos por mencionar la importancia de tomarse el tiempo para encontrar algo próximo a la perfección. Y, si lo haces, serás recompensado en forma proporcional. El primer paso antes de salir de compras, es echar un vistazo a las siguientes nociones básicas. 

Consigue su talla exacta. Si hay una regla fundamental para la compra de la lencería, es conocer la talla exacta de quien vestirá las prendas. Si compras algo demasiado pequeño, ella sabrá que no has hecho bien tu tarea -aunque en algún caso, podría llegar a sentirse halagada por el hecho de creer que la ves flaca-.  Por el contrario, si compras algo demasiado grande, corres el riesgo de que crea que la ves más “voluptuosa” de lo que es en realidad. Por eso, para encontrar la talla adecuada, debes hacer una investigación previa, que consiste en revisar su ropa interior y examinar las etiquetas. Y es que para una mujer, no hay nada peor que tener a mano un hermoso conjunto de lencería y no poder usarlo porque ‘algunas carnes’ se le salen por aquí o por allá u otras cosas queden demasiado sueltas. Cada cuerpo es diferente, y necesitas ser consciente de esto a la hora de elegir su ropa interior.     

Conoce su estilo: Si a tu mujer le encanta el color rosa con florecitas bordadas, comprarle un corsé de cuero negro posiblemente no sea la mejor elección. Si ama el rojo apasionado y el encaje negro, un corsé azul fuerte podría ponerle los pelos de punta. Así que, con ‘discreción” observa los colores que le gustan o los modelos… Y si puedes,  auxíliate de alguna hermana, prima o comadre de ella, etc. 

Ella es alta y delgada: Los portaligas lucen geniales en las mujeres altas ya que acentúan la impresión de que sus piernas hacen una unidad con el tronco. Todo aquello que presente líneas horizontales a la altura del ombligo (como un corsé o un portaligas) funciona bien en las mujeres altas, los portaligas son una prenda de primera necesidad dentro de la lencería sexy, y resulta complicado equivocarse a la hora de elegirlos. Sólo recuerda preguntarle al comerciante qué viene incluido en el conjunto, dado que posiblemente necesites comprar medias, bragas y un sostén para completar el set. 

Ella es voluptuosa y tiene busto grande: Un corsé sostiene el busto y resalta el escote de una manera muy sugerente, a la vez que enfatiza la pequeña curva de la cintura y achata el estómago. Los corsé son extraordinariamente sensuales en más de una manera, y es difícil equivocarse con la elección. Asegúrate de comprar buena calidad, dado que un corsé fabricado con malos materiales podría morir en el primer intento. 

  También una bata sexy siempre es una buena opción para las mujeres ‘‘llenitas’’, ya que tienen la cualidad de esconder aquellos pecados del destino. Asimismo, un ‘baby doll’ de felpa conseguirá ocultar una panza o un trasero grande, al tiempo que la hará sentir bien al permitirle mostrar sus otras virtudes. 

El último Consejo: Si tu pareja no se siente demasiado a gusto con su cuerpo, agrega a la compra una bata sexy de seda, con la que pueda cubrirse y complementar el conjunto de ropa interior. La bata la ayudará a sentirse más segura, y acariciará su piel con la deliciosa suavidad de la seda o el satén.

 Pero sin importar el tipo de cuerpo que ella tenga, considera las siguientes reglas generales:

– Nada deberá ser ajustado a esas partes que ella prefiere mantener escondidas, como una pancita o unas caderas prominentes. Asegúrate de elegir una tela suelta y relajada, de modo que sugiera las curvas pero no se apegue a ellas.

– Siempre jala la atención hacia sus mejores atributos, como sus pechos, sus piernas o sus hombros.

– Los colores oscuros son adelgazantes mientras que los colores claros tienden a exacerbar los bultos y las protuberancias.

– Las mujeres de baja estatura pueden ganar unos centímetros con aberturas a los costados de sus batas y negligés.

– La elección de colores, la mayoría de las mujeres tiene lencería blanca, roja o negra, ya que casi todas las prendas vienen en estos colores. Estas tonalidades siempre son apuestas seguras y van con todo tipo de mujeres. 

  Ella apreciará el esfuerzo que has hecho a la hora de elegir la prenda, e, incluso cuando la elección no haya sido correcta en un 100%, recibirás una buena cantidad de millas por el esfuerzo. 

Siguenos:
Previous Article
Next Article

Next Up

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux