LOADING

Type to search

COCODRILOS Y CAIMANES

Avatar
Share

El hablar de cocodrilos trae a la mente de muchos la imagen del cielo africano y el rió sagrado donde se reflejan entre los resplandores amarillentos del sol poniente, las siluetas de las pirámides y de los colosos de Memnón. Sin embargo, no es África el único continente donde hay cocodrilos; los hay también en el Sur de Asia, en Oceania y hasta en América.

Es falso que en nuestro continente no hay cocodrilos, sino solo  caimanes o lagartos. Lo cierto es que en América viven verdaderos cocodrilos, de diferente especie que los del Nilo, pero tan grandes y temibles como aquellos.

Las diferencias entre un cocodrilo y un caimán son tan marcadas, que casi cualquier persona puede distinguir uno de otro. La cabeza del cocodrilo es larga, sus mandíbulas puntiagudas y los dientes muy desiguales entre si, mientras el caimán tiene la cabeza corta, achatada y está dotado de una dentadura muy igual. Además, los ojos de los caimanes brillan de noche como las pupilas de un gato, pero los del cocodrilo no brillan.

En costumbres, ambos animales son también muy diferentes. El caimán es casi un animal nocturno; pasa el día medio dormido, y en cuanto anochece, sobre todo si hay luna y hace mucho calor, deja oír sonoros mugidos. El cocodrilo es más bien de costumbres diurnas, y puede ser considerado a todas horas como un ser mudo. Si un caimán se ve atacado sabe dar vigorosos coletazos, y un solo golpe de su cola basta para dejar a un hombre fuera de combate. En cambio el cocodrilo no hace jamás uso de ella.

Acerca de los cocodrilos, en muchos libros de zoología se dice, por ejemplo, que les cuesta un trabajo inmenso volverse a uno u otro lado, y que por lo mismo basta desviarse un poco de la dirección que siguen para ponerse fuera de su alcance; pero realmente un cocodrilo puede volverse con tal rapidez, que el hombre más ligero, pasando por su lado, no se libraría fácilmente de sus tremendas mandíbulas. Lo que no puede hacer este animal es lanzarse de pronto hacia delante. Ese avance rápido de los lagartos, lagartijas y otros reptiles, sea para atacar o para huir, es imposible para un cocodrilo.

De todos los animales de organización superior, el cocodrilo es el que más crece, en proporción al tamaño que tiene cuando nace. Recién salido del cascarón, no mide más que unas 7.5 pulg., o a lo sumo unas 10, en cambio, al legar a la edad adulta puede alcanzar una longitud de poco más de 12 pies. Si los hombres creciéramos en la misma proporción, al terminar nuestro crecimiento tendríamos la respetable estatura de 24 pies.  Y no es de extrañar que las crías del cocodrilo sean tan pequeñas, pues los huevos que pone la hembra apenas son como el doble de un huevo de gallina.

A pesar de que el cocodrilo es animal carnívoro, no es peligroso acercarse él, siempre que se tomen las debidas precauciones…. Pero no habiendo necesidad mejor no te le acerques.

Siguenos:
WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux