LOADING

Type to search

COMO AFECTAN LAS DROGAS ‘‘legales’’ LA VIDA SEXUAL

Avatar
Share

En la edición anterior mencionamos algunas de las drogas ilegales, y de los efectos nocivos que tienen en las relaciones sexuales. Entre las drogas ilegales que mencionamos están: La marihuana,

Por: Dra. Karina Navarro

  En la edición anterior mencionamos algunas de las drogas ilegales, y de los efectos nocivos que tienen en las relaciones sexuales. Entre las drogas ilegales que mencionamos están: La marihuana, que actúa como desinhibidor sexual, provocando excitación pero no deja concluir el acto sexual; también la cocaína, que estimula el sistema nervioso, pero su uso constante termina dañándolo.

Dijimos que la heroína, es una droga altamente adictiva y además que provoca la pérdida del interés sexual.

En tanto que el éxtasis, si bien quita el cansancio físico rápidamente dándote un estado de hiperactividad, así mismo a los pocos minutos quita por completo el deseo sexual. Y finalmente el crystal, que es la droga más adictiva, y aunque en un principio te da deseo sexual durante horas, si se sigue consumiendo, a las dos o tres semanas ese desaparece como por arte de magia…  Como vemos, las drogas mal administradas o en dosis más grandes lo que hacen es actuar de la manera contraria; las personas se bloquean y el sexo no iba a ser la excepción. 

 A continuación le ofrecemos una breve descripción de las drogas llamadas ‘‘legales’’, y de los distintos efectos que acarrea su consumo respecto al desarrollo de la actividad sexual de quien las consume.

1. Tabaco: La relación que pudiera haber entre el tabaco y la vida sexual son indirectas. Mucho se ha dicho acerca de cómo el tabaco disminuye el ritmo de las relaciones sexuales, sin embargo no se ha demostrado científicamente que el consumo habitual de cigarrillos incida directamente en la libido, pero sí se han observado conexiones con la arteriosclerosis, que es la causa de muchas de las disfunciones eréctiles en los hombres. Por otro lado, el tabaco produce halitosis (mal aliento crónico), por lo que muchas parejas manifiestan su disgusto y en consecuencia ven caer su libido.

2. Alcohol: Nos encontramos ante el inhibidor sexual y social por excelencia. Muchos utilizan el alcohol para atreverse a ir más allá en sus técnicas de asedio sexual, o simplemente como estimulante afrodisíaco. Este efecto puede funcionar si las cantidades que consumimos son mínimas (no más de una copita). Pero si vamos más allá, el alcohol es uno de los peores enemigos del sexo. En lo que se refiere a los hombres, no hace falta mucho para que se produzcan problemas de erección. Por otro lado, es común que se produzcan complicaciones al masturbarse e incluso que el placer y la intensidad del orgasmo bajen considerablemente. En el caso de las mujeres, las perspectivas no son mucho mejores. El alcohol dificulta alcanzar el orgasmo.   Los bebedores habituales deben tener cuidado ya que un consumo continuado puede producir problemas permanentes (endocrinos, vasculares o neurológicos) que inciden gravemente en la capacidad de respuesta sexual.

  Siempre recuerde que todos los excesos son malos, y uno no debe de abusar de ellos.

Siguenos:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Next Up

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux